20 de abril de 2019
  • Viernes, 19 de Abril
  • 31 de julio de 2014

    AI condena el ataque contra la escuela de la UNRWA en Jabalia y pide una investigación independiente

    MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha afirmado este miércoles que el ataque ejecutado por Israel contra una escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA), que se ha saldado con la muerte de 16 personas, es "posiblemente" un crimen de guerra, al tiempo que ha pedido que se abra una investigación independiente.

    La UNRWA ha indicado que, según sus primeras investigaciones, el ataque fue llevado a cabo por Israel con fuego de artillería, a pesar de que la agencia había compartido las coordinadas de la escuela en hasta 17 ocasiones con el Ejército israelí. Se trata del sexto ataque contra una escuela de la ONU desde el inicio de la operación 'Margen Protector' el 8 de julio.

    "Si el ataque contra la escuela fuera resultado de disparos de artillería israelíes constituiría un ataque indiscriminado y un probable crimen de guerra. La artillería nunca ha de ser usada contra objetivos en zonas civiles y su uso nunca se consideraría un ataque 'quirúrgico'", ha dicho el director de AI para Oriente Próximo y Norte de África, Philip Luther.

    "Mientras el balance de civiles muertos sigue aumentando a un ritmo alarmante, Israel tiene la obligación de tomar todas las precauciones posibles para proteger a los civiles. Es lamentable que los civiles que siguieron las advertencias israelíes para abandonar sus casas mueran o resulten heridos en un ataque contra una escuela de la ONU", ha agregado.

    El propio Luther ha recordado que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU decidió la semana pasada investigar las violaciones del Derecho Internacional cometidas durante el conflicto, al tiempo que ha valorado que "su trabajo en éste y otros posibles crímenes de guerra han de llevar a los responsables ante la justicia".

    El Ministerio de Sanidad de la Franja de Gaza ha elevado este mismo miércoles a 1.400 el número de palestinos muertos y a 7.500 el número de heridos desde el inicio de la operación 'Margen protector', lanzada por Israel contra el enclave palestino el 8 de julio.

    Por otra parte, han muerto 56 soldados y dos civiles israelíes a causa del impacto de un cohete, así como un ciudadano de nacionalidad tailandesa. La muerte de todos los soldados israelíes se ha producido después de la decisión tomada el jueves por el Gobierno israelí de iniciar una operación terrestre contra el enclave.