27 de noviembre de 2020
24 de agosto de 2006

Alemania y EE.UU. consideran "insatisfactoria" la respuesta de Irán al paquete de incentivos

Alemania y EE.UU. consideran "insatisfactoria" la respuesta de Irán al paquete de incentivos

WASHINGTON/MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La canciller alemana, Angela Merkel, se unió hoy a la postura expresada por Washington sobre la respuesta de Irán al paquete de incentivos propuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU y la UE. "No podemos estar satisfechos", aseguró la mandataria germana, lamentando que el régimen ayatolá no renuncie a su programa de enriquecimiento de uranio. Estados Unidos ya ha informado de que estudiará la contrapropuesta de Irán, pero que, de todas formas, no cumple con las condiciones impuestas por la comunidad internacional. Mientras, el ex presidente de Irán, durante una visita a Japón, advirtió que la presión sobre su país sólo alentará el extremismo.

"Aún estamos examinándola, pero por lo que he oído no podemos estar satisfechos", declaró la canciller a la cadena alemana de televisión N24. "Lo que esperábamos no ha llegado: un "suspendemos el enriquecimiento de uranio, iremos a la mesa de negociación y hablaremos de las posibilidades para Irán"", añadió Merkel, cuyo Gobierno estudia junto a los cinco miembros del Consejo de Seguridad una solución para la crisis iraní. "Veremos qué pasa en los próximos días, pero el asunto decisivo no está en esta respuesta" concluyó la mandataria alemana.

El Gobierno estadounidense ya informó ayer, a través del portavoz del Departamento de Estado, Gonzalo Gallegos, que continuará examinando la propuesta iraní en relación con el contencioso nuclear y la resolución 1696 adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU, pero que la respuesta dada ayer por Teherán no cumple con las condiciones impuestas por la comunidad internacional. Según este portavoz, los cinco más Alemania continúan reunidos estudiando la propuesta iraní, presentada ayer. Dicha propuesta no se pronuncia sobre la suspensión del procesamiento de uranio y establece, no obstante, un plazo para iniciar nuevas conversaciones sobre el tema.

Mientras el plazo para una respuesta aceptable de Irán se va acortando, el ex presidente iraní Jatamí, que se reunió en Tokio con el primer ministro nipón, Junichiro Koizumi, alertó de que las fuerzas radicales iraníes podrían verse reforzadas si la comunidad internacional continua presionando a Teherán para que detenga el programa de enriquecimiento de uranio, explicaron funcionarios japoneses. El ex presidente iraní añadió que se muestra confiado de que la crisis se resuelva a través de las negociaciones, en el marco de su visita a Japón que durará cinco días.

VISITA DE IRÁN

Por otro lado, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, viajará "probablemente" a Irán como parte del viaje que hará por Oriente Próximo este fin de semana para impulsar la aplicación de la resolución 1.701 que impuso el alto el fuego entre Israel y la milicia libanesa Hezbolá, según informó la ONU. Annan irá Líbano e Israel, donde se reunirá con altos funcionarios de ambos gobiernos para instarlos a implementar en su totalidad la resolución 1701 que, además del cese de hostilidades, manda, entre otras cosas, la ampliación de la UNIFIL y el desarme de los grupos armados.

El jefe de la ONU también visitará a la Autoridad Palestina e irá a Qatar, Turquía, Arabia Saudí, Egipto, Jordania y posiblemente Siria e Irak, según informó la ONU. En el caso de Irán, la República Islámica tiene pendiente otro asunto con el Consejo de Seguridad de la ONU, la disputa por su programa nuclear.

Preguntado por las manifestaciones antisemitas del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, el portavoz de Annan, Stephan Dujarric, recordó que el secretario general ya las ha rechazado en otras ocasiones, y su posición no ha cambiado. Annan, dijo, considera "intolerantes" a todos los que traten de negar el Holocausto o difundir mentiras sobre él. Annan, dijo, condena toda forma de antisemitismo.