17 de junio de 2019
23 de mayo de 2014

Alrededor de 200 militares y policías despejan las calles aledañas a la sede del Gobierno

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 200 militares, agentes de policía y trabajadores de la administración pública de Bangkok, han procedido este viernes a despejar las calles que llevan a la sede del Gobierno de Tailandia, en las que los activistas antigubernamentales se han manifestado en las últimas semanas.

Durante la operación, en la que los efectivos han contado con la participación de dos camiones militares y un buldócer, se han retirado alambre de espino, neumáticos, barricadas y tiendas de campaña, según ha informado el diario tailandés 'The Nation'.

Las tareas han sido llevadas a cabo un día después de que el jefe del Ejército, Prayuth Chan Ocha, anunciara a los tailandeses en un discurso televisado que el Ejército tomaba las riendas del país tras fracasar sus conversaciones con los representantes de las fuerzas políticas enfrentadas para buscar una salida a la crisis.

Tras el anuncio del golpe, la junta militar ha anunciado una serie de medidas entre ellas la imposición del toque de queda en todo el país entre las 22:00 y las 5:00 horas, la prohibición de concentraciones de más de cinco personas y la suspensión de las transmisiones de las radios y televisiones, que deberán enlazar con la televisión del Ejército.

Por otra parte, a última hora de la noche, emitió una orden instando a los operadores de las redes sociales a que impidan la propagación de información falsa y los mensajes que inciten a la inestabilidad. Si la práctica continúa, advirtió la junta, tendrá que suspender los servicios y llevar a los incitadores ante la ley.

Asimismo, la junta ordenó al depuesto primer ministro interino, Niwattumrong Boonsongpaisan, y a 17 miembros de su gabinete que se presenten ante los militares este viernes en la sede de la Primera División de la Guardia del Rey, donde ha ubicado su sede, el viceportavoz del Ejército, el coronel Winthai Suvaree, en una declaración televisada.

Durante la jornada del viernes ha convocado también a la exprimera ministra Yingluck Shinawatra, quien fue apartada del poder hace dos semanas por el Tribunal Supremo, y a 22 22 personas cercanas a ella y exministros de su Gobierno, que ha permanecido en el poder de forma interina tras la decisión del Supremo, incluso después de que el Ejército declara el martes la ley marcial.

Prayuth, de 60 años de edad, es miembro del bloque militar que ha intentado durante meses que las Fuerzas Armadas no se inmiscuyeran en el conflicto político, si bien sus buenas relaciones con Yingluck son conocidas. Este bloque había solicitado en varias ocasiones un primer ministro "neutral" que supervisara un proceso de reformas previo a la celebración de nuevas elecciones legislativas.

Para leer más