17 de junio de 2019
  • Domingo, 16 de Junio
  • 8 de julio de 2014

    Alrededor de 500 familias huyen de la zona costera de Kenia tras los últimos ataques de Al Shabaab

    MOMBASA (KENIA), 8 Jul. (Reuters/EP) -

    Alrededor de 500 familias han huido en los últimos días de la zona costera de Kenia hacia varios campamentos cercanos o han abandonado la zona tras el ataque ejecutado el domingo por la milicia islamista somalí Al Shabaab en varias pequeñas localidades de la zona, que se saldó con la muerte de al menos 29 personas.

    Los milicianos del grupo, vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, atacaron edificios gubernamentales, incendiaron una iglesia y ejecutaron a varias personas en dos pequeñas localidades del condado de Lamu. En junio murieron 65 personas en varias operaciones similares en la ciudad de Mpeketoni, ubicada en este mismo condado.

    El éxodo de la población revela la falta de confianza en la capacidad del Gobierno para hacer frente a estos asaltos. La portavoz de la Cruz Roja de Kenia, Wariko Waita, ha indicado que "muchos de los desplazados necesitan medicamentos, comida, agua, ropa de abrigo y asesoramiento".

    "Algunos están viniendo a nuestros campamentos temporales, mientras que otros han decidido abandonar la zona por seguridad y han salido del área con su familia y amigos", ha agregado.

    Este mismo lunes, la oposición keniana ha exigido retirada de las tropas enviadas a Somalia para combatir a Al Shabaab. "El tiempo del diálogo ha terminado", ha proclamado el dirigente opositor Raila Odinga ante sus seguidores en un mitin celebrado coincidiendo con el fin del plazo dado al presidente Uhuru Kenyatta para negociar una postura común.

    Otro dirigente opositor, Stephen Kalonzo Musyoka, ha denunciado la impermeabilidad del Gobierno. "No podemos hablar con sordos", ha indicado. Durante este acto se ha hecho pública una lista de reivindicaciones como "medidas inmediatas para la retirada de Somalia de nuestros valientes soldados" o iniciativas para frenar la subida de los precios, entre otras.

    Desde el Gobierno han rechazado las exigencias de la oposición y han apuntado que el lugar para el debate es el Parlamento.

    Para leer más