20 de agosto de 2019
1 de febrero de 2018

El tribunal revoca su decisión y mantiene detenido al presidente de Amnistía Internacional en Turquía

El tribunal revoca su decisión y mantiene detenido al presidente de Amnistía Internacional en Turquía
AMINSTÍA INTERNACIONAL

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El tribunal que el miércoles decretó la libertad condicional para el presidente de Amnistía Internacional en Turquía, Taner Kiliç, ha revocado este jueves su decisión y ha decidido mantenerlo arrestado, según ha informado la ONG, que ha tachado de "injusta y cruel" la decisión judicial.

"Una vergüenza y una indignante farsa de justicia: el tribunal de Estambul ha revocado su decisión y mantendrá la detención de Taner Kiliç", ha explicado en su cuenta de Twitter el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty. "Un golpe devastador para Taner, su familia y para todos los que defendemos la justicia en Turquía. esto solo reforzará nuestra determinación para luchar por él", ha advertido.

Amnistía Internacional ha publicado un mensaje en Twitter dirigido al ministro de Justicia turco, en el que denuncia que Kiliç, tras pasar ocho meses en prisión, ha sido "arrestado de nuevo" cuando "su familia le esperaba emocionada para verle salir de prisión y llegar hasta sus brazos". "Esto es injusto y cruel", ha subrayado.

El director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, que ha viajado a Turquía para seguir el proceso judicial a Kiliç, ha confirmado que ha vuelto a ser detenido y ha subrayado que la lucha de la ONG por defender a su presidente en Turquía no cesará.

"El mismo tribunal en Estambul que ayer liberó a Taner, hoy lo mantiene en prisión provisional. Una desgracia inexplicable para su familia y para el sistema de justicia turco", ha afirmado, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El miércoles, un tribunal ordenó la libertad condicional de Kiliç mientras continúa el juicio en su contra por cargos de terrorismo. Las acusaciones contra el presidente de AI en Turquía y otros activistas defensores de los Derechos Humanos en Turquía han provocado las críticas de la Unión Europa y de Estados Unidos.

Kiliç ha sido trasladado desde la prisión de Esmirna, donde ha permanecido recluido durante casi ocho meses, para quedar este jueves bajo custodia de la Gendarmería porque hay una orden de arresto en su contra, según ha contado en Twitter la directora para Europa de Amnistía Internacional, Gauri van Gulik.

Los fiscales sostienen que Kiliç se descargó la aplicación ByLock, un servicio de mensajería supuestamente utilizado por seguidores del clérigo islamista asentado en Estados Unidos Fethulá Gulen, al que el Gobierno acusa de ser el impulsor del fallido golpe de Estado de julio de 2016. Kiliç rechaza los cargos por terrorismo y defiende que es inocente.