28 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Argelia.- Ban condena los "injustificables" atentados en Argel, uno de los cuales afectó dependencias de la ONU

BALI, 11 Dic. (EP/AP) -

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, condenó hoy con firmeza los atentados con coche bomba cometidos esta mañana en Argelia, uno de los cuales alcanzó un edificio de Naciones Unidas, dejando alrededor de 50 muertos. Además, al menos doce empleados de la ONU permanecen desaparecidos.

"Esto es simplemente inaceptable", afirmó visiblemente afectado Ban, que se encuentra en la isla indonesia de Bali para participar en la conferencia sobre el cambio climático. "Me gustaría condenarlo en los términos más firmes", añadió, subrayando que este tipo de actos "no pueden justificarse bajo ninguna circunstancia".

Al menos doce empleados de la ONU se encuentran desaparecidos como consecuencia de uno de los dos atentados con coche bomba perpetrados esta mañana en Argel, según informó el portavoz del Programa de Desarrollo de la ONU (PNUD), Jean Fabre, quien poco antes había anunciado la muerte de diez trabajadores de Naciones Unidas.

"Estamos buscando a la gente entre los escombros", declaró Fabre tras hablar con el máximo responsable de la agencia en la capital argelina, Marc Destanne De Bernis. "Él no conoce el número de muertos, pero sí sabe que hay al menos doce desaparecidos de los que no se tienen noticias", añadió.

Según los datos disponibles de momento, al menos 45 personas han muerto como consecuencia de la explosión de dos coches bomba con apenas diez minutos de intervalo, una de ellas al paso de un autobús escolar cerca de la sede del Tribunal Supremo y otra dirigida contra la sede del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Argel, según informó el ministro del Interior, Nureddine Yazid Zerhuni.

Esta segunda explosión ocurrió hacia las 9:30 horas (locales y en España) frente a la sede de ACNUR, según el portavoz de esta agencia, Ron Redmond. No obstante, aparentemente causó daños más graves en el edificio que alberga las oficinas del PNUD y de otras agencias de la ONU, situado en la misma calle.