23 de octubre de 2020
29 de septiembre de 2020

Armenia y Azerbaiyán se acusan mutuamente de atacar territorios fuera de Nagorno Karabaj

Armenia y Azerbaiyán se acusan mutuamente de atacar territorios fuera de Nagorno Karabaj
Un hombre con los restos de un proyectil en Nagorno Karabaj - -/ARMENIAN FOREIGN MINISTRY/DPA

Los gobiernos de los dos países endurecen el tono y prometen que no se quedarán de brazos cruzados

Armenia denuncia el derribo de uno de sus cazas por un avión turco pero Ankara y Bakú lo desmienten

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Armenia y Azerbaiyán se han acusado mutuamente este martes de haber atacado territorios fuera de la región de Nagorno Karabaj, bajo soberanía azerí pero independiente de facto con apoyo de Ereván, en un paso más en la escalada de los enfrentamientos que estallaron el domingo y que se han saldado con decenas de muertos.

La portavoz del Ministerio de Defensa armenio, Shushan Stepanian, ha denunciado que las fuerzas azeríes han disparado contra una base militar armenia en Vardenis, empleando también a su fuerza aérea, y ha prometido que habrá "una dura respuesta", según informa Mediamax.

Según ha denunciado en Twitter el Gobierno armenio, las fuerzas azeríes "han atacado infraestructura civil y militar en la región de Vardenis", además de atacar a la "población civil, con el resultado de un civil muerto". Medios locales han publicado fotos de un autobús destruido presuntamente por los bombardeos.

El ataque sería presuntamente una represalia a los bombardeos que a su vez Azerbaiyán ha denunciado que se han producido en su territorio, en el distrito de Dashkasan. El Ministerio de Exteriores armenio ha asegurado que esta acusación es "completamente falsa".

Según Ereván, con ello lo que Bakú pretende es "sentar las bases para la expansión de las hostilidades, incluida una ofensiva contra la República de Armenia". "Condenamos firmemente los intentos de Azerbaiyán de desestabilizar aún más la paz en la región", ha añadido el Ministerio, defendiendo que "el Ejército y los líderes políticos en Azerbaiyán tienen la plena responsabilidad de las consecuencias".

En la misma línea se ha pronunciado el primer ministro armenio, Nikol Pashinian. "Azerbaiyán, con el estímulo activo y el apoyo político y militar de Turquía, está ampliando la geografía de las hostilidades a territorio de Armenia", ha escrito en su Twitter.

"Armenia y Artsaj --el nombre oficial que dan las autoridades de Nagorno Karabaj-- darán una respuesta político-militar adecuada a los intentos de Azerbaiyán de minar la paz y la seguridad regional", ha recalcado el primer ministro armenio.

BAKÚ DENUNCIA BOMBARDEOS EN SU TERRITORIO

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa de Azerbaiyán, Anar Eyvazov, ha confirmado a la agencia Trend que las Fuerzas Armadas azeríes han lanzado una contraofensiva contra Armenia después de los bombardeos contra el distrito de Dashkasan.

"Tras el contraataque de las Fuerzas Armadas azeríes, una gran cantidad de efectivos y equipos de las Fuerzas Armadas armenias han sido destruidos", ha informado el portavoz, acusando al Ejército armenio de "seguir bombardeando asentamientos en el distrito de Dashkasan, en respuesta a lo cual se adoptarán medidas adecuadas".

Según ha señalado a la agencia APA el asesor presidencial Hikmat Hajiyev, "las Fuerzas Armadas armenias han atacado con artillería el distrito de Dashkasan y otras zonas desde posiciones en la región de Vardenis a primera hora de este martes".

El también responsable de política exterior en la Presidencia azerí ha incidido en que este ataque contra Azerbaiyán "ha sido perpetrado desde el territorio de un Estado soberano: Armenia".

ALIYEV TACHA DE DICTADOR A PASHINIAN

Por su parte, el presidente del país, Ilham Aliyev, ha denunciado que al menos diez civiles, entre ellos una familia de cinco miembros incluidos dos niños, han muerto en las acciones de Armenia y más de 20 civiles han resultado heridos. "Esto demuestra una vez más la naturaleza fascista del régimen criminal armenio", ha defendido en un encuentro con el nuevo embajador de Pakistán en el país, prometiendo que Azerbaiyán "les dará otra lección".

Aliyev ha insistido en que Nagorno Karabaj "es una parte integral de Azerbaiyán" en la que Armenia está cometiendo un "genocidio cultural" y ha lamentado que la llegada al poder de Pashinian no haya "acabado con la hostilidad y el odio". "El régimen dictatorial de Pashinian es una amenaza para la paz y la seguridad en la región", ha afirmado.

"Si la comunidad internacional no puede detener a este dictador tonto, Azerbaiyán le detendrá. Azerbaiyán (...) restaurará su integridad territorial", ha recalcado Aliyev, según informa la agencia Trend.

Tanto Armenia como Azerbaiyán se han culpado mutuamente de la nueva escalada en el conflicto, que comenzó el domingo y que inicialmente se circunscribía a Nagorno Karabaj. Los enfrentamientos se han saldado con decenas de militares muertos en todos los bandos, pero también hay víctimas civiles, si bien ambos países se han enzarzado también en una guerra propogandística, con cifras difíciles de verificar.

Este martes, las fuerzas de Nagorno Karabaj han asegurado que han derribado otros once drones de las fuerzas azeríes y destruido otros cuatro vehículos blindados y cinco tanques.

DERRIBO DE UN CAZA ARMENIO

Por otra parte, la portavoz del Ministerio de Defensa armenio ha informado posteriormente del derribo de un caza Su-25 de la Fuerza Aerea por un avión F-16 turco dentro del espacio aéreo armenio. Según Sepanaian, el caza turco ha despegado esta mañana del aeropuerto de Ganja, en Azerbaiyán y ha participado junto a drones turcos y cazas azeríes en los bombardeos sobre Vardenis. El piloto ha fallecido como consecuencia de la acción.

Sin embargo, Hajiyev, el asesor de Aliyev, ha asegurado que estas informaciones son "completamente falsas y un sinsentido" y las ha enmarcado en la propaganda de Armenia. Ankara también ha desmentido la acusación por boca del portavoz de la Presidencia, Fahrettin Altun. "Los F-16 turcos no han derribado un avión armenio, estas afirmaciones son pura mentira", ha asegurado en un comunicado.

Armenia y Azerbaiyán se disputan este territorio, de mayoría étnica armenia, desde principios del siglo pasado, pero fue tras la caída de la Unión Soviética cuando tuvo lugar una guerra entre ambos países entre 1991 y 1994.

Aproximadamente 30.000 personas murieron antes de que se decretara un alto el fuego en 1994, que desde entonces se ha roto de forma intermitente. Al término del conflicto, Armenia, que apoya el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj, se hizo con el control de la zona, ocupando algunos territorios de Azerbaiyán, que supedita cualquier cese de las hostilidades a la devolución de estas zonas.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional