12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 18 de noviembre de 2019

    La Asamblea Nacional de Ecuador rechaza el proyecto de reforma económica del Gobierno tras las protestas

    La Asamblea Nacional de Ecuador rechaza el proyecto de reforma económica del Gobierno tras las protestas
    La Asamblea Nacional de Ecuador - TWITTER - ARCHIVO

    QUITO, 18 Nov. (Reuters/EP) -

    La Asamblea Nacional de Ecuador ha rechazado este domingo el paquete de reformas económicas presentado por el Gobierno del presidente, Lenín Moreno, en un nuevo golpe a los intentos de las autoridades de obtener recursos y reducir el déficit fiscal tras las protestas registradas en el país ante a principios de octubre.

    "Con 70 votos a favor el pleno de la Asamblea Nacional decide negar y archivar el proyecto de ley de crecimiento económico", ha indicado la Asamblea ecuatoriana en su cuenta de Twitter.

    El proyecto de ley del Gobierno buscaba mejorar la recaudación aumentando algunos impuestos y estableciendo una contribución especial para las empresas con ingresos de más de 1 millón de dólares anuales.

    La nueva reforma económica se presentó con carácter urgente y el Consejo de Administración Legislativa (CAL), el órgano de gobierno del Congreso, lo analizó antes de enviarlo al pleno. Los diputados contaban con un plazo de 30 días para rechazarlo, ratificarlo o hacer modificaciones.

    Moreno aspira a sustituir con este proyecto de ley la reforma económica pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir una inyección de 4.200 millones de dólares.

    Varias de las propuestas han sido cuestionadas por el movimiento indígena y por organizaciones sociales, mientras que otras cuentan con el rechazo del sector empresarial.

    Tras derogar el decreto que subía el precio de la gasolina extra y el diésel, Moreno abrió una mesa de diálogo con el movimiento indígena para buscar mecanismos, pero no ha obtenido resultados hasta el momento.

    CRISIS ECUATORIANA

    El alza del precio del diésel y la gasolina provocó una ola de protestas a principios de octubre que en apenas diez días pusieron en jaque al Gobierno obligando a Moreno a trasladar su sede de Quito a Guayaquil. Al menos ocho personas murieron y más de mil fueron detenidas.

    Finalmente, Gobierno y manifestantes llegaron a un acuerdo bajo los auspicios de la ONU y la Conferencia Episcopal para poner fin a las protestas a cambio de pactar un nuevo decreto sobre el precio del combustible.

    Moreno ha culpado directamente a su antecesor y otrora aliado, Rafael Correa, y a sus aliados, incluido el presidente venezolano, Nicolás Maduro, de orquestar un "golpe de Estado". Ambos han negado cualquier implicación en la crisis política en Ecuador.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Internacional