12 de noviembre de 2019
13 de enero de 2010

Los ataques de EEUU podrían dañar las relaciones de ambos países

ISLAMABAD, 13 Ene. (Reuters/EP) -

Las operaciones terrestres o el aumento de los ataques de los aviones no pilotados estadounidenses contra los milicianos islamistas en Pakistán podrían poner en peligro las relaciones entre estos dos países aliados, según afirmó este miércoles el ministro paquistaní de Asuntos Exteriores, Shah Mehmud Qureshi.

La tensión por los ataques de los aviones no pilotados probablemente aumente la persecución de los enemigos de la CIA a lo largo de la frontera después del atentado suicida en Afganistán que dejó siete muertos de esta agencia estadounidense.

Pakistán se muestra en contra oficialmente a los ataques contra presuntos milicianos talibán y de la red terrorista Al Qaeda en el noroeste del país, alegando que violan su soberanía. Los ataques también han creado un sentimiento contra los americanos en Pakistán, un aliado clave que Washington ve como primordial en su lucha contra el terror.

Qureshi aseguró después de la reunión con el enviado de Estados Unidos para Pakistán y Afganistán, Richard Holbrooke, que se habían discutido algunas "líneas rojas" muy claras. "He manifestado que, a pesar de la colaboración de la que disfrutamos, Pakistán no puede, y Pakistán siente, que dañará nuestras relaciones, si hay un aumento de los aviones no pilotados y si hay operaciones terrestres", declaró.

Los responsables estadounidenses aseguran que este tipo de aviones son un arma efectiva contra los milicianos. Por otro lado, Islamabad también ha intentado que Washington le dé aviones no tripulados para llevar a cabo sus propios ataques contra los talibán.

Estos ataques aéreos se han limitado a las regiones tribales de Pakistán, junto a la frontera afgana, territorios donde se cree que se esconden líderes talibán y de Al Qaeda. Lo que preocupa a Pakistán es que se produzca un aumento de los asaltos aéreos a la provincia de Baluchistán, en el suroeste, donde el Gobierno paquistaní ya se enfrenta a una insurgencia de bajo nivel.