20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 9 de septiembre de 2018

    Aumenta la presión sobre el jefe de la Inteligencia alemana por poner en duda la persecución de inmigrantes en Chemnitz

    Aumenta la presión sobre el jefe de la Inteligencia alemana por poner en duda la persecución de inmigrantes en Chemnitz
    REUTERS - ARCHIVO

    BERLÍN, 9 Sep. (Reuters/EP) -

    La presión sobre los servicios de Inteligencia de Alemania ha aumentado este sábado después de que el jefe de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), Hans-Georg Maassen, pusiera en duda que se produjeran persecuciones contra inmigrantes en la localidad de Chemnitz, contradiciendo así a la canciller, Angela Merkel, en torno a este asunto.

    Las palabras de Maassen, que ha señalado que algunas imágenes sobre persecuciones podrían constituir piezas de "desinformación", han acentuado la tensión en Alemania, donde se ha desatado la polémica a raíz de una serie de manifestaciones contra los extranjeros convocadas por la ultraderecha en Chemnitz tras la muerte de un alemán el pasado 26 de agosto.

    El diario 'Bild', por su parte, ha descrito los comentarios de Maassen como "la cita más explosiva del año" dado que socavan el discurso de Merkel, que ha asegurado que las imágenes en cuestión son una muestra de "odio y persecución a personas inocentes".

    Políticos de la oposición, que consideran que las autoridades están siendo muy laxas en lo referente al aumento de la xenofobia en Alemania, han instado a Maasen a presentar su dimisión. Asimismo, los conservadores y socialdemócratas del Gobierno de Merkel también han expresado su preocupación al respecto y han puesto en tela de juicio la capacidad de Maassen para ejercer su cargo.

    El diputado de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) Patrick Sensburg ha indicado que Maassen tendrá que dar explicaciones ante una comisión parlamentaria, que se reunirá este miércoles. "Maassen tendrá que explicar cómo llegó a esa conclusión y por qué decidió expresarla a la opinión pública", ha manifestado.

    El ministro del Interior, Horst Seehofer, señaló el viernes que la "migración es la madre de todos los problemas" y que no tenía motivo alguno para dudar de las palabras del jefe de la Inteligencia alemana. El portavoz de Merkel, por su parte, ha insistido en que Maassen tiene "un papel de gran responsabilidad".

    Merkel acusó este mismo jueves al partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) de usar las protestas violentas acontecidas en Chemnitz para extender la tensión racial en el país.

    El 26 de agosto, un joven de 35 años nacido en Chemnitz y de padre cubano fue asesinado a primera hora de la madrugada. Otros dos alemanes resultaron gravemente heridos en el ataque con cuchillos.

    La detención de los dos sospechosos desencadenó una serie de manifestaciones contra los extranjeros convocadas por la ultraderecha en Chemnitz desde hace más de una semana.

    La última tuvo lugar el pasado sábado, cuando unas 8.000 personas participaron en la llamada 'Marcha del silencio', convocada por el AfD y por el movimiento islamófobo PEGIDA.

    Para leer más