19 de noviembre de 2019
20 de octubre de 2014

Las autoridades sanitarias estadounidenses dan el alta a 43 personas en cuarentena por contacto con el ébola

DALLAS, 20 Oct. (Reuters/EP) -

Las autoridades sanitarias de Texas han confirmado este lunes que las 43 personas que estaban en observación por su posible exposición al ébola han terminado su periodo de cuarentena sin mostrar síntomas de la enfermedad, aunque seguirán bajo control.

El Departamento de Salud de Texas ha informado de que las 43 personas que tuvieron contacto con Thomas Eric Duncan, el primer caso de Estados Unidos, fueron dadas de alta la pasada noche, aunque todavía quedan 120 personas en las listas de control. El responsable del ébola del condado de Dallas, el juez Clay Jenkins, ha asegurado que el grupo no supone ninguna amenaza para la sociedad.

"Tenemos que creer en la ciencia", ha dicho Jenkins en declaraciones recogidas por el diario 'USA Today'. "Este es un momento definitivo para Dallas, el mundo está mirando a Dallas y Dallas debe mostrar gracia y compasión", ha concluido.

Los responsables sanitarios esperan que el final de la cuarentena ayude a relajar la ansiedad y el miedo ante una posible expansión del ébola en Estados Unidos, donde algunos congresistas han pedido que se prohíban los viajes a África Occidental.

Un alto cargo sanitario de Estados Unidos avanzó el domingo que el país publicaría protocolos más estrictos para los trabajadores que tengan que tratar a enfermos de ébola. Además, el Ejército norteamericano planea crear un equipo de emergencia de respuesta rápida formado por doctores, enfermeras e instructores para trabajar en Estados Unidos.

NIGERIA, LIBRE DE ÉBOLA

El peor brote de ébola registrado ha matado a más de 4.500 personas, la mayoría en Liberia, Sierra Leona y Guinea. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado a Nigeria libre de ébola después de que no se detectara ningún nuevo caso en 42 días.

"Esta es una espectacular historia de éxito que muestra que el ébola se puede contener", ha señalado el director de la OMS en el país, Rui Gama Vaz. "Debemos tener claro que solo hemos ganado una batalla, la guerra solo acabará cuando se declara África Occidental libre de ébola", ha añadido.

El domingo, la presidenta liberiana, Ellen Johnson Sirleaf, pidió una ayuda internacional más fuerte para controlar la epidemia y advirtió de que la enfermedad estaba desencadenando una catástrofe económica que dejará una "generación perdida" de jóvenes en África Occidental.

Para leer más