24 de julio de 2019
  • Martes, 23 de Julio
  • 18 de junio de 2019

    Bachelet pide una investigación "imparcial" sobre la muerte "repentina" de Mursi bajo custodia policial

    Bachelet pide una investigación "imparcial" sobre la muerte "repentina" de Mursi bajo custodia policial
    REUTERS / DENIS BALIBOUSE - ARCHIVO

    MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha reclamado este martes una investigación "imparcial" sobre la muerte "repentina" del ex presidente egipcio Mohamed Mursi mientras estaba bajo custodia policial.

    "Cualquier muerte repentina en custodia debe estar seguida de una investigación rápida, imparcial, exhaustiva y transparente llevada a cabo por un órgano independiente para esclarecer la causa de la muerte", ha dicho el portavoz de Bachelet, Rupert Colville, en un comunicado.

    Colville ha recordado que, "dado que el ex presidente Mohamed Mursi estaba bajo custodia de las autoridades egipcias en el momento de su muerte, el Estado es responsable de garantizar que fue tratado de forma humana y que su derecho a la vida y la salud fueron respetados".

    Además, ha expresado su preocupación por las condiciones de detención de Mursi, "incluidos el acceso a una asistencia médica adecuada y el acceso suficiente a sus abogados y su familia". "Parece que estuvo en un confinamiento en solitario prolongado", ha denunciado.

    En consecuencia, la ONU ha reclamado que la investigación no se limite a investigar la causa de la muerte, sino que "abarque también todos los aspectos del trato que las autoridades dieron a Mursi para examinar si las condiciones de su detención tuvieron algún impacto en su muerte".

    Mursi murió el lunes en el hospital de la prisión de Tora, a donde fue trasladado tras desmayarse en una vista judicial para responder por las acusaciones de espionaje por los supuestos contactos con el grupo palestino Hamás. El fiscal general, Nabil Sadek, asegura que no tenía "ningún signo de herida en su cuerpo".

    Ha sido enterrado este martes junto a otros altos cargos de Hermanos Musulmanes, la organización islamista a la que pertenecía, en el barrio cairota de Ciudad Nasr, según ha informado su hijo Ahmed Mursi en Facebook. Las autoridades egipcias se han negado a que fuera inhumado en el cementerio familiar de la provincia de Sharqiya, en el delta del Nilo.

    Mursi, de 67 años, se convirtió en 2012 en el primer presidente electo democráticamente de Egipto, después de imponerse en los comicios celebrados tras la caída de Hosni Mubarak un año antes, y fue derrocado en 2013 en un golpe de Estado militar encabezado por el ahora presidente, Abdelfatá al Sisi.

    Tras su salida del cargo, fue detenido y juzgado por numerosos casos --en uno de ellos llegó a ser condenado a muerte--. Tenía al menos seis causas pendientes y llevaba casi seis años en la cárcel por casos como el que le implica en la muerte de manifestantes durante las protestas opositoras.

    Para leer más