3 de marzo de 2021
13 de junio de 2014

Ban Ki Moon pide a los 'cascos azules' que amplíen su zona de actuación en el norte de Malí

NUEVA YORK, 13 Jun. (Reuters/EP) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha pedido este viernes que los 'cascos azules' amplíen su zona de actuación en Malí más allá de las ciudades y pueblos, ante el miedo a que las milicias incrementen sus ataques contra las tropas internacionales y malienses y aumente la amenaza a los civiles.

En su informe del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MUNISMA), Ban ha recomendado que "expanda su presencia estática y móvil en el norte, con sus medios y capacidades". La operación, que empezó hace un año, solo cubre tres cuartos del país, controlado por 11.200 tropas y 1.440 policías, lo que ha llevado a Ban a solicitar más movilidad y despliegue aéreo.

El miércoles, cuatro 'cascos azules' fueron asesinados y varios resultaron heridos en un ataque suicida en la base de Aguelhoc. MINUSMA ha explicado que el coche, cargado de explosivos, fue aparcado en la entrada del campamento y después explotó.

El conflicto de Malí empezó en el año 2012, cuando una milicia islamista vinculada a Al Qaeda aprovechó el golpe militar en la capital, Bamako, y utilizó la rebelión separatista tuareg para hacerse con el norte del país.

Francia dirigió una intervención militar en el norte de Malí el año pasado. Sus tropas han logrado dispersar a los islamistas y han permitido que los separatistas tuareg mantengan el control de algunas zonas del norte, a la espera de las negociaciones de paz. Sin embargo, la falta de acción del Gobierno ha estancado las conversaciones.

LA SITUACIÓN SE HA DETERIORADO

Ban Ki Moon se ha mostrado "profundamente preocupado por la ausencia de un proceso político, los grupos terroristas tendrán oportunidades de atacar contra las tropas malienses e internacionales y amenazan a los civiles en el norte". "Tras las mejoras iniciales de 2013, la situación de la seguridad en el norte de Malí se ha deteriorado desde el principio de 2014", ha añadido Ban, que señala las mejoras de los dispositivos explosivos como causa de las acciones contra las tropas extranjeras y locales.

El primer ministro de Malí, Moussa Mara, aseguraba esta semana en una entrevista a Reuters que la comunidad internacional estaba subestimando la amenaza que suponían los reductos de combatientes islamistas en zonas controladas por los rebeldes tuareg. Por su parte, Ban Ki Moon ha culpado a las bandas, la violencia entre comunidades, el tráfico y el crimen transnacional como culpables de la inseguridad en el norte de Malí.

El secretario general de Naciones Unidas ha lamentado los obstáculos con los que se encuentran las tropas en Malí y no ha descartado más "asistencia internacional en un futuro inmediato". "MINUSMA podría desempeñar un gran papel en esta zona", ha concluido Ban. También ha instado a los países que han prometido tropas y equipo para la misión a que lo envíen tan pronto como sea posible.

Para leer más