22 de agosto de 2019
14 de abril de 2014

El Banco Central afirma que una eventual incursión rusa tendría consecuencias macroeconómicas graves

WASHINGTON, 14 Abr. (Reuters/EP) -

El gobernador del Banco Central de Ucrania, Stepan Kubiv, ha asegurado este domingo que una eventual incursión militar rusa en el este de Ucrania tendría consecuencias macroeconómicas graves, desestabilizando los bancos y dañando los recursos económicos del país.

"El principal riesgo (para la economía) tiene un carácter político-ocupacional", ha dicho. "Si después de Crimea hablamos de Lugansk, Donetsk, Jarkiv, y otras ciudades pequeñas, hablamos de una considerable cantidad de liquidez", ha argumentado.

Muchas de las principales fábricas y gran parte de la producción agrícola ucraniana se encuentra localizada en el este del país, donde separatistas prorrusos han ocupado varios edificios gubernamentales en las últimas semanas.

Kubiv ha asegurado que Kiev está preparado para pagar a Moscú alrededor de 386 dólares (unos 279 euros) por cada mil metros cúbicos de gas, una cifra menor que la solicitada por Rusia. Asimismo, ha recalcado que Ucrania pagará sus deudas.

"Ucrania siempre ha pagado a tiempo a los acreedores, en base a los precios de mercado y de los contratos. Pagaremos todas nuestras deudas, no hay otra opción", ha valorado.

Moscú ha elevado este mes el precio del gas a Ucrania en un 80 por ciento y ha anunciado que espera el pago de 2.200 millones de dólares (alrededor de 1.588 millones de euros) en facturas adeudadas.

Por otra parte, Kubiv ha asegurado que "las reformas económicas y la actividad de inversión, junto al programa bianual del Fondo Monetario Internacional (FMI), implicarán que haya los recursos suficientes para completar las reformas del mercado". "Estaremos bien", ha remachado.

El FMI acordó a finales de marzo con el Gobierno de Ucrania un programa de asistencia financiera de entre 14.000 y 18.000 millones de dólares (entre 10.175 y 13.000 millones de euros), para poder afrontar la difícil situación económica que atraviesa el país.

En un comunicado, el FMI explicó que había enviado una delegación a Kiev que ha estado trabajando en coordinación con las autoridades ucranianas del 4 al 25 de marzo para determinar la actual situación financiera de Ucrania y discutir el "programa de reformas" que podría contar con el apoyo de la institución que dirige Christine Lagarde.

"El apoyo financiero de la comunidad internacional que el programa liberará ascenderá a 27.000 millones de dólares (19.625 millones de euros) en los próximos dos años. De este total, la asistencia del FMI oscilará entre los 14.000 y los 18.000 millones de dólares, con una cantidad concreta que será determinada cuando se acuerden los apoyos bilaterales y multilaterales", detalló el FMI.

"El programa se centrará en la aplicación de reformas en los siguientes ámbitos clave: las políticas monetarias y cambiarias; el sector financiero; las políticas fiscales; el sector de la energía, y la gobernanza, la transparencia y el clima de negocios", manifestó.

En esta misma línea, remachó que el Banco Central Ucraniano "tiene previsto adoptar un régimen de metas de inflación en los próximos doce meses para anclar firmemente las expectativas inflacionarias" en el país.

Para leer más