3 de diciembre de 2020
8 de abril de 2006

Bielorrusia.- La UE prohibirá la entrada en la UE a Lukashenko y otros 30 miembros de su Administración

La UE estudiará congelar los bienes a responsables de la represión política y fraude electoral

BRUSELAS, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea adoptarán formalmente el lunes 10 de abril la decisión de prohibir la entrada en territorio europeo al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, y a otras 30 personas del Gobierno y la administración bielorrusa, responsables de la represión contra civiles registrada en el país desde hace meses y de la celebración de unas elecciones fraudulentas.

El Consejo de ministros invitará también a la Comisión Europea a estudiar la posibilidad de congelar los bienes de líderes y responsables bielorrusos implicados en las violaciones de los estándares internacionales en la celebración de los comicios del pasado 19 de marzo y de las duras medidas contra la sociedad civil y la oposición democrática.

La decisión de los ministros certifica la posición anunciada ya por los jefes de Estado y de Gobierno en el último Consejo Europeo de que se adoptarían "medidas restrictivas" contra el Gobierno bielorruso, en respuesta a los actos represivos que se intensificaron en el país desde la campaña electoral y prosiguieron tras los comicios.

La UE quiere evitar medidas de tipo económico que afecten directamente a la población de la antigua república soviética y expresará su apoyo a la sociedad civil y a la oposición democrática. Así, en las conclusiones que adoptarán los ministros, se expresará una condena al trato dado a los opositores detenidos y reclamará su inmediata puesta en libertad. Pedirán también el respeto a la libertad de expresión y reunión, en línea con los compromisos asumidos por Bielorrusia en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Asimismo, se requerirá a las autoridades bielorrusas no penalizar o discriminar a quienes ejerzan su derecho a la expresión o la libertad de asociación, incluidos los líderes de los partidos políticos de la oposición.

"A la vista de los recientes acontecimientos, el Consejo ha decidido adoptar medidas restrictivas contra el presidente Lukashenko y otros responsables de violaciones de los estándares electorales internacionales", reza el texto de conclusiones que rubricarán los ministros. Las personalidades que figuran en la lista confeccionada por el Consejo no recibirán visado de entrada para ningún país de la UE, medidas que en ningún caso se dirigen a la población bielorrusa, según subrayarán los titulares de Exteriores.

REVISION PERIODICA

Además, la UE revisará de manera constante estas medidas y la lista de personas a las que se impedirá entrar en territorio europeo a la luz de la actuación futura de las autoridades bielorrusas en relación con los detenidos y las reformas que haga en el Código Electoral, para que cumpla los criterios exigidos por la OSCE y otros estándares internacionales democráticos en la celebración de elecciones.

En especial, exigirán el respeto a la ley, los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, incluida la libertad de expresión, de prensa, reunión y asociación política. Los Veinticinco quieren que todos los países adopten medidas similares.

Entre los 31 individuos a quienes se prohibirá la entrada en territorio europeo, además del presidente Lukashenko, figuran el ministro de Educación, el de Justicia, el fiscal general, responsables de la Administración presidencial, jefes encargados de medios de comunicación e ideología y miembros del Parlamento, entre ellos el presidente de la comisión de Asuntos Exteriores.

Están también responsables de la compañía nacional de radio y televisión; el vicepresidente de la Comisión Electoral Central; el presidente del Tribunal Económico; el juez de Minsk y el del distrito moscovita de la capital; el director de la KGB y el de la Federación de Sindicatos, así como varios responsables de distintas comisiones electorales.

LEGITIMIDAD

El jueves, también el Parlamento Europeo condenó "firmemente" las recientes elecciones presidenciales en Bielorrusia, hizo hincapié en que el régimen de Alexander Lukashenko "carece de toda legitimidad democrática" y pidió la celebración de nuevos comicios que sean acordes con el derecho internacional. La Cámara de Estrasburgo lamentó la violencia y las detenciones arbitrarias llevadas a cabo por el régimen de Minsk, reclamó medidas internacionales al respecto y criticó la postura de Moscú.

Además, se mostró partidario de congelar los activos de las autoridades de Bielorrusia en el extranjero, adoptar medidas restrictivas contra las empresas que tengan vínculos directos y personales con altos funcionarios del régimen y congelar los activos personales del presidente Lukashenko y de sus asesores más próximos.

El Parlamento criticó, asimismo, las reacciones positivas de la Duma y del presidente de Rusia, Vladimir Putin, a la organización y los resultados de las elecciones presidenciales en Bielorrusia y consideró que la actitud "irresponsable" de las autoridades de Moscú socava la eficacia de las políticas de la UE respecto al país, ya que presta un "apoyo decisivo a la última dictadura en Europa".

Por ello, propone al G8 que, en su próxima reunión, inste a Rusia a "invertir" su posición con respecto al presidente Lukashenko y su régimen y a utilizar sus vínculos estrechos con el país "para promover la democracia y las reformas políticas en dicho país". El líder de la oposición Alexander Milinkievich, acudió esta semana a Estrasburgo y asistió como invitado al debate sobre la situación en el país.