26 de noviembre de 2020
13 de junio de 2007

Bolivia.- Repsol YPF entrega al Estado boliviano el control de la distribución de gas en el departamento de La Paz

LA PAZ, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La petrolera hispano-argentina Repsol YPF entregará hoy a la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) el control de la distribución de gas a las provincias del departamento de La Paz, como una medida del Gobierno para evitar que continúe el contrabando de este combustible dentro y fuera del país.

El presidente interino de YPFB, Guillermo Aruquipa, informó de que "desde el miércoles la empresa Repsol no va a distribuir más gas licuado de petróleo en las provincias y se encargará de la distribución YPFB".

El Gobierno tomó esta decisión tras analizar los resultados de una inspección realizada en las zonas rurales del departamento en la que constataron que los "consumidores" de las zonas fronterizas no aceptan las tapas que pone YPFB con las que se protegen los contenedores en los que se guarda el gas y, en consecuencia, utilizan los de Repsol que son un color diferente (azul).

A partir de ahora, Repsol YPF se encargará de abastecer de GLP sólo a la capital boliviana y la ciudad de El Alto. La distribución en el resto del país compete en gran medida a YPFB, empresa que pasó a manos del Estado boliviano cuando el presidente Evo Morales decretó la nacionalización de todos los hidrocarburos.

No obstante, Aruquipa aclaró que aunque la estatal boliviana no cuente con el transporte necesario para suministrar el combustible, eso no será obstáculo, porque ya tienen planeado contratar los servicios de empresas privadas que se encargarán de todo lo concerniente a la distribución en 20 provincias.

Diariamente pasan por la frontera entre Bolivia y Perú miles de metros cúbicos de gas y litros de diesel que son vendidos en Perú a precios muchos más bajos que los establecidos en el mercado local.

El comandante regional del Control Operativo Aduanero (COA) en Guaqui (en la zona Noroeste de la frontera), Óscar Gutiérrez, informó al diario 'La Razón' de que sólo en la madrugada del martes se incautaron de 1.300 litros de diesel y 40 garrafas de GLP que iban a ser vendidos en territorio peruano.

"Camiones y pequeños autobuses son los que tratan de camuflar estos combustibles bajo los asientos o cubiertos con aguayos", explicó Gutiérrez, y destacó que es necesario que envíen a la zona más efectivos militares, porque apenas sólo cuentan con 11 oficiales para esta labor.