18 de septiembre de 2020
7 de agosto de 2020

Brasil suspende una operación contra la minería ilegal en tierras indígenas a petición de los habitantes

Brasil suspende una operación contra la minería ilegal en tierras indígenas a petición de los habitantes
Indígenas brasileños (Imagen de archivo) - LUCAS SILVA/DPA - ARCHIVO

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa de Brasil ha suspendido una operación contra quienes extraen oro de forma ilegal o 'garimpeiros' en tierras indígenas del estado de Pará, en el norte de Brasil, a petición de los propios habitantes, algunos de los cuales viven también de esa actividad.

El operativo en la tierra indígena de Munduruku ha implicado la incautación y quema de la maquinaria pesada usada por los 'garimpeiros' y los indígenas para conseguir el oro, lo que ha llegado a generar un clima tóxico.

Los 'garimbeiros' y los indígenas llegaron a invadir el jueves la pista del aeropuerto de Jacareacanga para impedir que aterrizara un avión militar que formaba parte del operativo. En un audio grabado por la Fiscalía, incluso hablan de derribar un helicóptero para echar a las fuerzas de seguridad.

El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, se reunió con los 'garimpeiros' y los indígenas y tras ello el Ministerio de Defensa ha anunciado que suspende el operativo para "reevaluarlo".

"Los indígenas tienen derecho a reconocer cómo quieren vivir, a escoger la actividad económica que quieren hacer", ha defendido Salles, reivindicando que "no hay que asumir como una verdad absoluta que los indígenas no quieren la minería (...) o no quieren actividades relacionadas con la tala forestal".

Defensa ha aclarado que, si bien la operación en Munduruku se ha suspendido a la espera de que haya una nueva reunión del Gobierno y las partes afectadas, "la 'Operación Brasil Verde 2' contra los delitos medioambientales en la Amazonía Legal sigue adelante".

La ONG Instituto Socioambiental ha reclamado que el debate sobre la minería en tierras indígenas no se limite a las conversaciones entre el Gobierno y los afectados en Munduruku, sino que se extienda al Congreso y que hasta que la sede legislativa tome una decisión esta actividad se siga considerando ilegal, según informa el portal de noticias G1.

Para leer más