25 de enero de 2021
2 de diciembre de 2020

Bruselas evaluará el respeto a los derechos fundamentales en la UE en un nuevo informe anual

BRUSELAS, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles que evaluará el respeto a los derechos fundamentales en el seno de la Unión Europea con un nuevo informe anual, en línea con el compromiso reforzado de velar por la aplicación de los derechos humanos.

Según ha defendido Bruselas en la presentación de su nueva estrategia en la materia, los derechos fundamentales "no se pueden dar por sentado", por lo que a partir de 2021 la Comisión presentará su informe anual con el que pasará revista a su aplicación práctica en la UE.

Adoptada hace 20 años, la carta de los derechos fundamentales de la UE establece los valores de la Unión. "Tiene el mismo valor legal que los tratados, por eso quiero que la gente sepa a quien dirigirse cuando sus derechos sean conculcados", ha valorado la vicepresidenta de Valores, Vera Jourova.

Tal y como ha explicado la comisaria checa, este informe se unirá al que presenta cada año sobre Estado de Derecho y servirá de complemento para una estrategia que tiene como fin promover y proteger los valores y derechos fundamentales en los Veintisiete.

En concreto, la línea comunitaria pasa por asegurar la aplicación efectiva de la carta de los derechos por parte de los estados miembro, para ello ofrecerá diálogo y apoyo a las capitales para implementar de las leyes europeas.

APOYAR A ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL

Otro de los pilares será apoyar a la organizaciones de la sociedad civil afectadas por legislación nacional que sea contraria a Derecho europeo. Esta medida llega en un momento en el que la Comisión tiene la lupa puesta sobre Hungría y su ley de financiación de ONG que el Tribunal de Justicia de la UE (TUE) declaró ilegal.

A su vez, el Ejecutivo de Ursula von der Leyen promoverá la creación de instituciones de defensa de los Derechos Humanos en aquellos países que todavía no cuenten con organizaciones de este tipo.

Del mismo modo, Bruselas se mira a sí misma y propone que las propias instituciones europeas apliquen la carta de los derechos fundamentales en "todas sus acciones". Para ello, el Gobierno comunitario aumentará sus recursos internos para cumplir con todos los aspectos de la carta en su día a día.

Además, iniciará una campaña de concienciación para que los ciudadanos de la UE sean más conscientes de sus derechos y a quien acudir cuando se violen. Se plantea para ello usar el programa Erasmus con el objetivo de aumentar la conciencia sobre los derechos fundamentales entre los jóvenes.

Para leer más