21 de febrero de 2020
10 de septiembre de 2018

Bruselas no da por rotas las negociaciones entre Serbia y Kosovo y cree que hay margen para un acuerdo

BRUSELAS, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha evitado dar por fracasadas las actuales negociaciones entre Serbia y Kosovo para resolver sus diferencias y mejorar las relaciones, un requisito imprescindible para que en un futuro puedan ingresar en el bloque comunitario, y ha insistido en que todavía hay margen para un acuerdo entre ambos países.

"No voy a decir que la negociación ha fracasado. Trabajamos sobre un acuerdo", ha asegurado la portavoz europea para la Política Exterior, Maja Kocijancic, quien ha recordado que la UE sigue teniendo contacto con ambas partes como "facilitadora de la negociación", a la vez que se ha mostrado confiada en que el diálogo y el trabajo "va a continuar con el mismo nivel de dedicación y compromiso que hasta ahora".

"Las dificultades siguen, y no nos hemos movido de ahí, es un proceso muy difícil y que está envuelto por muchas sensibilidades pero como hemos dicho en las últimas dos semanas, ambas partes necesitan margen para que estas negociaciones tengan lugar, y eso es lo importante ahora", ha afirmado la portavoz de la Comisión en rueda de prensa.

En ese sentido, Bruselas ha vuelto a recordar que el objetivo del actual diálogo es una "normalización integral de las relaciones" entre Serbia y Kosovo, por lo que trabajan para que alcancen "un acuerdo legalmente vinculante que resuelva las cuestiones pendientes sobre la base del consentimiento mutuo y el respeto a la legislación internacional".

Tanto Belgrado como Prístina han barajado la posibilidad de "intercambiar" territorios en los que la mayoría de la población sea de la etnia contraria a la mayoritaria en el país, una opción que no gusta a varios gobiernos de la UE ni tampoco a la Comisión Europea, cuya portavoz ha afirmado que "la UE como facilitadora del diálogo no va a entrar en los detalles de la negociación, pero rechaza la idea de un Estado étnicamente puro".

"La reconciliación, normalización y las relaciones de buena vecindad solo serán posibles si las políticas del pasado, que trajeron una década de miseria y sufrimiento para la gente de la región, son rechazadas y superadas, no debemos dejar margen para la ambigüedad" en este sentido, ha explicado la portavoz del Ejecutivo comunitario, quien ha insistido en que estas tres cuestiones son "la esencia de lo que la UE representa y defiende".

Para leer más