2 de abril de 2020
12 de noviembre de 2014

La Cámara de Diputados interpelará al ministro de Educación para que explique la reforma del sector

SANTIAGO, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Diputados de Chile ha aprobado este miércoles interpelar al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, para que explique la reforma educativa que el Gobierno de Michelle Bachelet pretende poner en marcha.

Con 41 votos a favor y 39 en contra, los diputados chilenos han decidido que Eyzaguirre comparezca ante el pleno el próximo 26 de noviembre a las 17.00 (hora local), aprobando así la solicitud de la Alianza.

La Alianza, coalición derechista que fue expulsada del poder en las elecciones del año pasado, ha aclarado que no pedirá la dimisión del ministro de Educación, aunque sí le hará numerosas preguntas sobre el contenido de la reforma.

"Nuestro objetivo no es sacar al ministro, sino que los papás chilenos tengan una respuesta en esta reforma y generemos esa capacidad de constituir una mirada conjunta para darle solución", ha dicho María José Hoffmann, diputada de la Alianza.

"Vamos a interpelar a través de preguntas que vamos a recibir de parte de los sostenedores, de padres, de apoderados, en torno a cuáles son las interrogantes que la gente tiene y que le quiere hacer al ministro", ha añadido su colega Felipe Ward.

Por su parte, Eyzaguirre ha asegurado que estará "encantado" de responder a las preguntas de los diputados. "Están en su pleno derecho. Es parte del orden constitucional y, por tanto, yo feliz de contestar todas las preguntas que se me quieran hacer", ha dicho.

No obstante, ha recordado que "no es tan habitual que se interpele por leyes que están en discusión". "Más bien se interpela por acciones administrativas, pero yo encantado", ha apuntado, según ha informado el diario chileno 'El Mercurio'.

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

Desde hace tres años, estudiantes y, en menor medida, profesores chilenos han tomado las calles del país sudamericano en demanda de una educación pública, gratuita y de calidad que termine con el actual sistema de financiación a través de créditos de la banca privada.

El clamor de la comunidad educativa chilena obligó al ex presidente Sebastián Piñera (2010-2014) a aprobar una reforma educativa y una reforma fiscal para financiar la primera que, según estudiantes y profesores, no solucionó los problemas del sector.

La reforma educativa de Piñera permitió, como gran avance, que el Estado asumiera la gestión de los créditos bancarios en la enseñanza universitaria con mejores condiciones que las ofrecidas hasta entonces por la banca privada a los estudiantes.

Pero los estudiantes rechazaron esta propuesta porque no respondía a su deseo de que Chile tuviera una educación pública y gratuita ya que, aunque mejoró el sistema existente, aún obliga a los alumnos a recurrir a créditos para financiar la educación universitaria.

Michelle Bachelet, que volvió a La Moneda el pasado 11 de marzo, lleva en su programa de Gobierno una reforma educativa que sí colmaría las demandas de estudiantes y profesores.

Los estudiantes ya han expresado sus "dudas" al considerar que su propuesta de reforma educativa es "ambigua" y que está dominada por una "visión económica". Además, han pedido un proyecto de ley integral, en lugar de tres independientes.

Los manifestantes echan en cara a Bachelet que durante su Gobierno (2006-2010) y, especialmente, durante los 20 años de mandato de la Concertación --coalición izquierdista-- no se promovió una reforma educativa para garantizar su gratuidad y universalidad.