5 de marzo de 2021
30 de marzo de 2014

Cartes intenta el acercamiento a la oposición con contactos en el Congreso

ASUNCIÓN, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, habría ordenado a los miembros de su partido político, el Colorado, que negocien con los legisladores de la oposición para superar la brecha que ha causado la huelga general contra la Alianza Público-Privada (APP) y garantizar así la gobernabilidad en el Congreso.

Según ha revelado este domingo el diario paraguayo 'Última Hora', Cartes ha encargado a la presidenta de la Junta de Gobierno, Lilian Samaniego, que inicie los contactos con los miembros de la oposición en el Senado para propiciar una serie de acuerdos considerados clave.

Al parecer, Samaniego ya se habría reunido con el líder del Frente Guasú, el ex presidente paraguayo Fernando Lugo, y tendría previsto abordar a los legisladores más dispuestos al diálogo del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

De esta forma, Cartes habría retomado la campaña de diálogo político que lanzó antes de la huelga general del pasado miércoles, gracias a la cual ya propició un acercamiento con la Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (UNACE), Encuentro Nacional y Avanza País.

El jefe de Estado ha adoptado esta estrategia consciente de la necesidad de reconciliarse con la oposición para sacar adelante en el Congreso proyectos de ley tan importantes como el de Seguridad de las Inversiones Nacionales y Extranjeras.

Este borrador es uno de los textos de desarrollo de la APP, una norma jurídica aprobada hace meses que ha conseguido que, por primera vez, todos los trabajadores fueran juntos a una huelga general que, de acuerdo con los sindicatos, tuvo un seguimiento del 80 por ciento.

Los paraguayos, especialmente los labriegos, exigen la derogación de la APP al considerar que pone en manos de las empresas privadas, tanto nacionales como extranjeras, los recursos humanos y naturales del país sudamericano.

Un día después de la huelga general, los sindicatos instalaron una mesa de diálogo con el Gobierno -- en la que no están los campesinos-- para abordar, además de la APP, la política salarial, las condiciones laborales y mejoras en el sistema de transporte público.