3 de julio de 2020
4 de junio de 2020

Casi 50 líderes sociales y defensores de los DDHH han sido asesinados en Colombia en lo que va de año

Casi 50 líderes sociales y defensores de los DDHH han sido asesinados en Colombia en lo que va de año
Unos 50 líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos han sido asesinados durante el primer trimestre de 2020. - PACIFIC PRESS - ARCHIVO

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ONG Somos Defensores ha emitido este miércoles un informe denunciando que en el primer trimestre de 2020 unos 47 defensores de los Derechos Humanos y líderes sociales han sido asesinados en Colombia.

Se trata de un aumento del 88 por ciento con respecto al mismo periodo en 2019, cuando entre enero y marzo fueron asesinadas 25 personas.

Además, la ONG ha informado de que ha registrado durante este primer trimestre de 2020 197 ataques, entre amenazas, agresiones, secuestros e intentos de homicidio contra este colectivo. Una cifra menor con respecto al 2019, cuando fueron 245 las agresiones que se registraron en este mismo lapso de tiempo.

El informe ha hecho hincapié en la difícil situación a la que se enfrentan los líderes sociales en Colombia, la violencia y la falta de Estado en muchas regiones y zonas rurales, sumándose la crisis sanitaria de la COVID-19.

Así, entre las regiones más afectadas por la violencia, continúa siendo el departamento de Cauca, oeste de Colombia, el más golpeado, con 42 actos violentos registrados y nueve asesinatos.

Por otro lado, el colectivo que más ha sufrido la violencia ha sido el de los pueblos originarios, cuyos líderes en La Guajira, norte del país, han sido el objetivo de 59 ataques.

Además de Cauca, Antioquia, en el noroeste, con ocho asesinatos, y Putumayo, en el suroeste, con seis, han sido los otros departamentos en donde se han registrado más homicidios.

El primer asesinato, relata Somos Defensores, se produjo en la primera semana de enero, cuando la líder social Gloria Isabel Ocampo, que luchaba en la región de Puerto Guzmán, Putumayo, por la aplicación de los acuerdos de paz, fue tiroteada.

AGRESORES

La ONG ha identificado a los grupos paramilitares como los grandes perpetradores de estos actos violentos. El 45 por ciento de los ataques corresponden a este tipo de grupos armados.

Las disidencias de las extintas FARC suponen el 8 por ciento de las agresiones, tan solo un punto por encima del porcentaje que ha sido atribuido a los agentes de las Fuerzas Públicas, que, según el informe, fueron los responsables de al menos dos asesinatos.

Por su parte, el 2 por ciento de los ataques corresponden al Ejército de Liberación Nacional (ELN). Se desconoce de momento la autoría del resto de las agresiones.

Las cifras de Somos Defensores se alejan de las que ofreció el Ministerio del Interior hace unos días, cuando expuso que unos 25 líderes sociales habían sido asesinados entre enero y la segunda quincena de mayo.

Desde la firma en 2016 del acuerdo de paz con las disueltas FARC, Colombia sufre una ola de violencia que se debe a la pugna entre grupos rivales para apoderarse de los antiguos territorios y negocios de la guerrilla, cebándose no ya solo con líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos y sus familias, sino también con antiguos guerrilleros que optaron por dejar las armas.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional