18 de octubre de 2019
5 de septiembre de 2009

Chávez defiende el derecho de Irán a desarrollar un programa nuclear

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró este sábado a propósito de su visita a Teherán que los iraníes "no cederán" en sus planes de desarrollar un programa de energía nuclear.

"Estamos seguros de que Irán, como lo ha demostrado, no cederá en su empeño, porque es un derecho soberano de este pueblo, de esta República, de tener todo el equipamiento, la infraestructura, para utilizar la energía atómica con fines pacíficos", comentó el mandatario venezolano.

Hugo Chávez, de gira por Libia, Siria, Argelia, Irán, Bielorrusia y Rusia, dijo pocas horas después de su llegada a la capital iraní que no existe "una sola prueba" de que el gobierno de Mahmud Ahmadineyad esté fabricando una bomba atómica.

El presidente venezolano también aprovechó la visita para felicitar a su homólogo por su victoria en las recientes elecciones generales, que provocaron semanas de protestas por parte de la oposición y posterior procesamiento judicial a quienes participaron en manifestaciones violentas. "Quiero felicitar a Ahmadineyad por su reelección con más del 60 por ciento de los votos del pueblo iraní", apunto Chávez.

El objetivo del viaje del mandatario venezolano al país persa es firmar acuerdos energéticos con Teherán. "Nosotros estamos iniciando el proceso para explotar dos campos de crudo y gas en Irán", indicó, según citó la BBC. Los gobiernos venezolano e iraní tienen sobre la mesa 215 acuerdos suscritos que también incluyen las áreas científico-tecnológica, agrícola, industrial, de infraestructura, financiera y de salud.

"Hemos profundizado los convenios firmados en abril de 2009, estamos abriendo nuevos horizontes, se está fortaleciendo el mapa de ruta 2010-2020", explicó el presidente venezolano. La gira de Hugo Chávez, que empezó el pasado 1 de septiembre en Libia, tiene un carácter "geopolítico y económico", según fuentes oficiales. Sin embargo, críticos al gobierno venezolano los ven como una búsqueda desesperada de atención mediática.