7 de abril de 2020
8 de septiembre de 2008

Chile.- El bebé chileno que resultó quemado con una manta eléctricarecibió el alta médica tras 49 días en el hospital

SANTIAGO, 8 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Claudia Riquelme) -

Tras estar 49 días en el hospital, hoy recibió el alta médica el bebé chileno que había resultado con graves quemaduras a las pocas horas de haber nacido tras haber sido envuelto en una manta eléctrica.

El pequeño Amado Tolorza Díaz recibió graves heridas tras sufrir una hipotermia en un hospital de Santiago donde su madre dio a luz. Los médicos tratantes consideraron prudente envolverlo en una manta eléctrica para recuperar su temperatura, lo que le causó quemaduras de primer grado en su espalda, nuca y nalgas, tras lo cual agonizó varios días, con escasas posibilidades de vida.

Tras el accidente, el menor fue trasladado a la Clínica Santa María de Santiago, donde recibió tratamiento e injertos que le permitieron sobrevivir a la negligencia médica que originó acciones judiciales de sus padres en contra de la clínica y los médicos que le causaron las quemaduras.

El niño, a pesar de haber soportado más de 40 grados de temperatura y de haber padecido un fallo multiorgánica por las quemaduras, pudo sortear con éxito el accidente y, según los médicos, sólo quedará con cicatrices como secuela, que además serán desde ahora tratadas a largo plazo.