25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 25 de mayo de 2008

    China.- China agradece a la ONU su ayuda a los afectados por el terremoto

    YINGXIU (CHINA), 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El primer ministro de China, Wen Jiabao, agradeció ayer al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el apoyo y la ayuda brindados por su organización a China en los esfuerzos por socorrer a los afectados por el terremoto del pasado 12 de mayo.

    Además, Wen informó a Ban de las actividades que su país está llevando a cabo dentro de los esfuerzos de ayuda y le comunicó que reconstruirá el país lo más pronto posible. Para ello, Wen se comprometió a restaurar el orden en las zonas peor paradas y a devolver a la normalidad a sus habitantes en los próximos tres meses, informó la agencia de noticias estatal china Xinhua.

    Ban Ki Moon llegó ayer por la mañana a Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, la más afectada por el desastre y acudió apresuradamente al epicentro del terremoto de magnitud 8, en Yingxiu, para acompañar en el sentimiento a los más afectados.

    En su reunión con Wen, éste le confirmó que no hay ninguna epidemia en las zonas dañadas por el terremoto, aunque adelantó que si se detecta una epidemia, se enfrentará a ella "abiertamente".

    Wen también envió un mensaje a los medios de comunicación, a quienes solicitó que reflejen la situación real para recordar a los muertos y consolar a los supervivientes. "Dejen que la gente del resto del mundo recuerde el devastador terremoto, la pérdida de vidas, y la valiente lucha de la gente en las regiones afectadas y en todo el país contra el desastre", declaró.

    El primer ministro facilitó algunas cifras del terremoto, como las 60.000 vidas que se ha cobrado, las 30.000 personas que permanecen desaparecidas y los 300.000 heridos.

    Por último, le dijo a Ban que China ofrecerá otros diez millones de dólares (6,3 millones de euros) en concepto de ayuda a Birmania, que fue azotado por el ciclón Nargis a principios de mes, lo que se suma a los 4,3 millones de dólares (unos 2,7 millones de euros) que ya había donado.