23 de abril de 2019
  • Lunes, 22 de Abril
  • 23 de diciembre de 2010

    El primer ministro aboga por castigar duramente la pesca ilegal

    SEÚL, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El primer ministro de Corea del Sur, Kim Hwang Sik, aboga por castigar duramente la pesca ilegal para proteger la soberanía surcoreana en aguas nacionales. Estas declaraciones se producen en medio de la disputa entre Seúl y Pekín tras el hundimiento de un pesquero chino en aguas surcoreanas.

    El Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha culpado a Corea del Sur del incidente de la semana pasada, que dejó un pescador muerto y otro desaparecido. El Ministerio pide a Seúl que castigue a los responsables y pague compensaciones por daños personales y materiales.

    El barco chino, de 63 toneladas de peso, volcó y se hundió a unos 115 kilómetros de la ciudad portuaria de Gunsan, después de chocar con un buque guardacostas de Corea del Sur, que pesa 3.000 toneladas. El Gobierno surcoreano mantiene que los pescadores reaccionaron con agresividad cuando los guardacostas trataron de subir a su embarcación. Hasta cuatro agentes tendrían fracturas en los brazos.

    Antes del accidente, la Guardia Costera había ordenado a un total de quince barcos chinos que se detuvieran bajo la sospecha de que estaban pescando ilegalmente en el área económica exclusiva. Las embarcaciones ignoraron la orden y se desplazaron a aguas neutrales, momento en el que se produjo la colisión.

    Pekín sostiene que Seúl se extralimitó de sus funciones, puesto que en aguas neutrales cada país tiene solo jurisdicción sobre sus propias embarcaciones.

    Una fuente anónima del Ministerio de Exteriores surcoreano matizó que la legislación marítima de la ONU le permite dar el alto e inspeccionar pesqueros chinos en cualquier zona si antes se han adentrado en sus aguas nacionales, informa la agencia Yonhap. Pese a la tensión entre las dos capitales, Seúl no renuncia a investigar lo sucedido conjuntamente con Pekín.