1 de abril de 2020
16 de junio de 2014

China ejecuta a 13 personas por los "ataques terroristas" en Xinjiang

PEKÍN, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Trece personas han sido ejecutadas este lunes en China por su supuesta implicación en los "ataques terroristas" y los "violentos crímenes" llevados a cabo por los separatistas uigures en la región autónoma de Xinjiang, en el noroeste del gigante asiático.

Según ha informado la agencia de noticias oficial Xinhua, estas trece personas "estaban implicadas en siete casos y acusados por organizar, liderar y participar en grupos terroristas, almacenamiento y transporte de explosivos, asesinato, incendio, robo y fabricación ilegal".

"Los trece planearon ataques y mataron a civiles, policías y miembros del Gobierno. Acabaron con vidas inocentes, pusieron en peligro la seguridad pública y provocaron enormes pérdidas a propiedades públicas y privadas", ha detallado.

En un caso, ha detallado Xinhua, "tres acusados fueron condenados por organizar y liderar ataques terroristas contra una comisaría, un hotel, un edificio gubernamental y otras instalaciones, acabando con la vida de 24 agentes y civiles e hiriendo a otros 23, el 26 de junio de 2013 en la ciudad de Lukqun".

Un portavoz del Tribunal Supremo de Xinjiang ha indicado que "estas ejecuciones responden a los llamamientos de los grupos étnicos de detener a los criminales y demuestran la determinación del Gobierno de acabar con el terrorismo".

Además, ha apuntado que los órganos jurisdiccionales de la región autónoma seguirán adaptando sus funciones para "castigar severamente a los terroristas y criminales usando armas legales, defendiendo el imperio de la ley y salvaguardando la justicia y la armonía social".

Este lunes, otras tres personas han sido condenadas a muerte por un tribunal penal de Urumqi, la capital de Xinjiang, por el atentado perpetrado el pasado mes de octubre en la emblemática plaza de Tiananmen, en Pekín.

CAMPAÑA ANTITERRORISTA

El pasado mes de mayo, el Gobierno chino anunció la puesta en marcha de una "campaña antiterrorista" que estará vigente un año y que se centrará, sobre todo, en Xinjiang, en respuesta a la ola de ataques atribuidos a los uigures.

"La campaña usará todas las fuerzas políticas y legales, el Ejército y la Policía. Se centrará en los terroristas, en los centros de fabricación de armamento y de entrenamiento, y en los grupos religiosos extremistas. Terroristas y extremistas serán cazados y castigados", dijo.

Las autoridades chinas han atribuido esta ola de atentados a la comunidad uigur, que se concentra en Xinjiang, donde reivindican la creación de un Estado islámico, porque, a diferencia del resto de la población china, son musulmanes.

Los uigures, por su parte, denuncian que el Gobierno de Pekín ha intentado sofocar sus aspiraciones colonizando la región autónoma con los han, la etnia mayoritaria a nivel nacional, lo que en 2009 desembocó en duros enfrentamientos que dejaron unos 200 muertos.

Para leer más