1 de marzo de 2021
1 de diciembre de 2014

China lanza una campaña nacional contra las infracciones de tráfico

China lanza una campaña nacional contra las infracciones de tráfico
REUTERS

PEKÍN, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Seguridad Pública de China ha puesto en marcha una campaña nacional contra las infracciones de tráfico, en respuesta al accidente que le costó la vida a 11 niños de una guardería y que causó un gran impacto social.

El objetivo es concienciar a la población china de los riesgos de conducir bajo los efectos de las drogas y el alcohol, saltarse los semáforos en rojo y los pasos de cebra, el hacinamiento y la velocidad.

Como parte de este plan, las autoridades chinas reforzarán las patrullas de carretera y la videovigilancia para garantizar que las infracciones no quedan impunes, según ha informado la agencia de noticias oficial, Xinhua.

En las zonas urbanas, los controles se intensificarán en los lugares de ocio, mientras que en las zonas rurales se centrarán en los autobuses de todo tipo, escolares e intermunicipales, para evitar el hacinamiento.

Esta campaña nacional es la respuesta del gigante asiático al accidente que tuvo lugar el pasado mes de noviembre en Shandong cuando un camión y un autobús chocaron frontalmente acabando con la vida de 11 niños.

Las investigaciones llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad de esta provincia china han determinado que el autobús, contratado como transporte por una guardería, llevaba muchos más niños de los permitidos (ocho).

Está por ver los resultados de esta campaña nacional ya que, a pesar de la conmoción social causada por dicho accidente, los chinos están acostumbrados a no respetar unas normas de circulación ya de por sí débiles.

Es habitual ver que en las calles de grandes ciudades como Shanghai bicicletas, motos eléctricas y a motor, coches, taxis, autobuses y camiones de gran tonelaje cruzándose sin apenas orden mientras sortean a unos peatones despistados.

Hasta ahora, como única solución, el Gobierno chino había empleado a miles de sus compatriotas como agentes de tráfico para ayudar a los viandantes a cruzar los pasos de cebra de las zonas más concurridas de las ciudades.

Para leer más