11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 22 de septiembre de 2008

    China.- Un periodista denuncia que China prohibió investigar el caso de la leche adulterada por los JJOO

    PEKÍN, 22 Sep. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

    El redactor jefe de un periódico chino ha denunciado que su medio tenía constancia desde julio de que había bebés enfermos tras consumir leche en polvo de la principal marca de leche maternizada del país pero que no pudieron investigar el caso por el deseo del Gobierno de ofrecer una imagen de estabilidad y armonía antes de la celebración de los Juegos Olímpicos, en agosto pasado.

    Según declara Fu Jianfeng, redactor jefe de 'Southern Weekend', uno de los pocos rotativos independientes existentes en China, uno de los redactores de su periódico fue informado a finales de julio de que más de 20 niños se encontraban hospitalizados, por problemas renales, en un hospital de la ciudad de Wuhan (en la provincia norteña de Hubei).

    "Pero, por las razones que todos sabemos, no pudimos investigar el caso en ese momento porque imperaba la armonía generalizada. Como responsable, me sentía muy preocupado, porque sentía que lo que iba a ocurrir era una grave catástrofe sanitaria", indica Fu en su blog, del que se hace eco hoy 'China Digital Times'.

    Fu comenta que lo único que hizo fue recomendar a todos sus amigos y conocidos que no consumieran leche de la marca Sanlu, que domina el mercado de la leche en polvo en China. El periódico comenzó a hacer pesquisas y descubrió que también había niños enfermos en las provincias de Hunan (centro) y Jiangxi (este), y que los médicos tenían la sospecha de que el culpable de las piedras en los riñones de los bebés era la leche.

    "Una vez acabaron los Juegos Olímpicos, He Feng (el redactor que recibió el aviso inicial) comenzó a investigar. Fue a Hubei, Hunan y Cantón. Se puso en contacto con decenas de padres. Llamó a hospitales de muchas provincias y al final confirmó que había una relación causal directa entre la leche maternizada en polvo de Sanlu y los bebés con cálculos renales", comenta.

    El periodista denuncia una campaña global y bien orquestada para evitar que el caso saliera a la luz. Por una lado, los comentarios en Internet de padres preocupados por el contenido de la leche que estaban comprando que podían leerse en julio habían desaparecido, misteriosamente, en septiembre. Por otro, nadie podía explicarse cómo los productos de Sanlu podían haber estado superando sistemáticamente los análisis e inspecciones de las autoridades sanitarias.

    "Sanlu es una de las marcas que ha alcanzado la categoría de 'inspección no necesaria' de la Administración de Calidad. Habría sido como tirar piedras contra su propio tejado si la administración hubiese encontrado problemas", apunta Fu.

    La última gran crisis alimentaria que sufre China, tras un 2008 en el que los problemas de salud pública no habían sido noticia, se ha cobrado hasta la fecha la vida de cuatro bebés en el país y ha causado problemas renales a 53.000 niños, según la cifra oficial. Las investigaciones han demostrado que no sólo la leche maternizada en polvo, sino también el resto de productos lácteos, contienen trazas de melamina, un químico que al ser consumido causa fallos renales.