23 de abril de 2019
  • Lunes, 22 de Abril
  • 30 de junio de 2008

    China.- El terremoto en Sichuán causó 6.000 millones de dólares en pérdidas sólo en el campo, según la FAO

    BEIJING, 30 Jun. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

    El terremoto que sacudió a China el pasado mayo y que afectó principalmente a la provincia de Sichuán (centro) provocó sólo en esta provincia unas pérdidas agrícolas estimadas en 6.000 millones de dólares, según un informe elaborado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

    El documento de la FAO, elaborado por un grupo de expertos enviado por la organización a la zona, indica también que más de 30 millones de personas pertenecientes a comunidades rurales se han visto gravemente afectadas.

    Miles de hectáreas de campos de cultivos han quedado arrasadas, millones de animales han muerto (tres millones de cerdos y hasta el 70% de todo el ganado en algunas aldeas), casas y graneros fueron destruidos, y un gran número de maquinaria agrícola dañada, declara el informe.

    "Además de la tragedia humana provocada por el desastre, en especial la pérdida de miembros de la familia, muchas comunidades rurales en la provincia de Sichuan se han quedado sin medios para producir alimentos y conseguir ingresos", afirma Rajendra Aryal, coordinador regional de Emergencias de la FAO, quien añade que volver a la situación previa al seísmo llevará entre tres y cinco años.

    Los agricultores, de momento, deberán resignarse a la pérdida de la cosecha de este año. Los campos de trigo de la provincia, dice la FAO, no pueden ser recolectados por la muerte de miles de campesinos. Y buena parte del trigo que ya había sido recolectado tampoco podrá aprovecharse, al quedar destruidos los graneros.

    Una parte significativa de la cosecha de trigo no puedo ser recolectada tras el terremoto debido a las muertes y lesiones en las familias de campesinos. Una buena parte del trigo que había sido recogido antes del seísmo --cerca de 350 000 toneladas solamente en la prefectura de Mianyang (una de las áreas más afectadas)--, resultó dañada con la destrucción de los almacenes de grano.

    La enumeración de desgracias, por parte de la FAO, continúa. Miles de invernaderos han quedado inutilizables, apunta, así como partes importantes destinadas a la producción de semillas en la provincia, que produce el 20% de las semillas de arroz de China.

    Además, las grietas y cráteres han secado los arrozales y han acabado con los sistemas de irrigación existentes. La próxima cosecha de arroz será entre un 10 y un 50% menor, según la FAO.