30 de mayo de 2020
22 de noviembre de 2014

La CIA propone al Gobierno federal la destrucción sistemática de correos electrónicos de sus exempleados

Algunos de estos documentos podrían ser pruebas de delitos cometidos por la agencia

La CIA propone al Gobierno federal la destrucción sistemática de correos electrónicos de sus exempleados
REUTERS

NUEVA YORK, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La CIA es una de las agencias federales que ha solicitado a los Archivos Nacionales de Estados Unidos la destrucción masiva de antiguos correos electrónicos, entre los que se encontrarían los de sus exempleados; una petición que han repudiado altos cargos supervisores del Senado al considerar que entre estos correos podrían encontrarse pruebas de delitos.

Los Archivos Nacionales son el destino final de miles y miles de correos electrónicos que diariamente son enviados entre las diversas agencias del Gobierno de Estados Unidos. Ante la masiva cantidad de basura electrónica que se genera, la Administración Obama ha pedido a las agencias que seleccionen únicamente los correos más importantes, y descarten el resto.

Sin embargo, la CIA quiere llegar más lejos al proponer la eliminación de todos los correos de los exempleados que lleven siete años fuera de la agencia excepto los de sus 22 principales cargos, cuyos correos pasarían a ser documentos permanentes.

Si bien parece una medida razonable, diversas organizaciones civiles de control institucional opinan que precisamente por ello ningún alto cargo escribirá o almacenará jamás un correo comprometedor.

"Quienes realizan el trabajo esencial son los muchísimos funcionarios de segunda, tercera o cuarta categoría que existen en la agencia, y cuyos correos serían destruidos", ha declarado el hombre que descubrió los planes de la agencia, el director de la Federación de Científicos Americanos sobre Secretismo Estatal, Steven Aftergood.

Aftergood descubrió por pura casualidad la petición de la CIA mientras examinaba el Registro Nacional, el equivalente al Boletín Oficial del Estado en España. "Cuando le eché un vistazo de cerca, me di cuenta de que era bastante importante", ha declarado Aftergood, quien ha advertido de que los Archivos Nacionales han dado ya su aprobación preliminar, como mínimo, a examinar la propuesta, sobre la que podría pronunciarse en febrero.

Los expertos piden que los correos permanezcan almacenados el mayor tiempo posible porque la utilidad de estos documentos, que podrían constituir pruebas de delitos, "no siempre es evidente a primera vista", según ha explicado a la Radio Pública de Estados Unidos (NPR) el profesor de Derecho de la Universidad de Nueva York Douglas Cox.

El informador Edward Snowden, excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional, no habría podido, por ejemplo, desvelar los comprometedores memorándums diplomáticos clasificados que le han llevado a huir a Rusia y revelado el espionaje masivo estadounidense, en opinión del profesor Cox.

Esta polémica ha llegado al Senado de Estados Unidos. Su Comité de Inteligencia, que supervisa a la CIA, ha emitido una dura carta --firmada por su presidenta demócrata, Dianne Feinstein y el republicano Saxby Chambliss-- en la que advierten de que la propuesta de la agencia "podría desembocar en la destrucción de pruebas documentales de máxima importancia".

Para leer más