7 de abril de 2020
23 de julio de 2018

Collomb asegura que informó inmediatamente a Macron sobre la agresión por parte de uno de sus guardaespaldas

Collomb asegura que informó inmediatamente a Macron sobre la agresión por parte de uno de sus guardaespaldas
REUTERS / PASCAL ROSSIGNOL - ARCHIVO

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior de Francia, Gerard Collomb, ha asegurado este lunes que informó a la Presidencia sobre el vídeo que mostraba a un guardaespaldas del mandatario, Emmanuel Macron, agrediendo a un manifestante el día siguiente del incidente, que tuvo lugar el 1 de mayo.

El escándalo estalló tras la publicación de un vídeo en el que se ve cómo el guardaespaldas, Alexandre Benalla, golpea brutalmente a un joven durante una manifestación el 1 de mayo en París.

Collomb, un aliado cercano de Macron, ha comparecido durante la jornada ante el Parlamento para dar explicaciones sobre el suceso, y ha sostenido que el Gobierno informó al Elíseo el día siguiente del suceso, tras tener conocimiento del vídeo.

Así, ha manifestado que la Presidencia le comunicó que se aplicarían "sanciones" contra Benalla, antes de agregar que Benalla "no era parte de los efectivos" bajo su autoridad.

"El gabinete del presidente de la República y la Prefectura de la Policía tenían todas las informaciones necesarias para actuar. Creo que los hechos señalados fueron tomados a cuenta al nivel adecuado y, por ello, no me ocupé más del asunto", ha explicado.

Collomb ha dicho además desconocer cuál es la tarea exacta que cumple Benalla y ha recalcado que ha hablado del asunto "lo menos posible" con Macron durante el fin de semana, tal y como ha recogido el diario local 'Les Echos'.

La Fiscalía de París confirmó el domingo la puesta en marcha de una investigación formal por múltiples cargos, entre ellos el de agresión, contra Benalla.

Junto a él también serán investigados tres agentes de Policía por ceder al guardaespaldas las imágenes del suceso, captadas por cámaras de seguridad, según ha informado también la Fiscalía en una nota recogida por los medios franceses.

Benalla ha sido acusado principalmente de "agresión, interferencia en el ejercicio de una función pública y ocultación de la desviación de imágenes de seguridad".

Macron no se ha pronunciado por el momento públicamente sobre el caso. Un portavoz del Elíseo informó el domingo a France Info de que el presidente ha decidido guardar silencio de forma oficial hasta que se esclarezca lo sucedido.

"Emmanuel Macron hablará cuando lo considere apropiado", según aclaró dicho portavoz bajo condición de anonimato. "Ahora mismo, el presidente Macron ha depositado su plena confianza en la investigación", zanjó.

Para leer más