7 de abril de 2020
20 de diciembre de 2008

Colombia.- Cesados otros dos oficiales del Ejército colombiano por "falsos positivos" durante 2006

BOGOTÁ, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los mayores Javier Efrén Hermida Benavides y Luis Gerardo Barrero Calderón, han sido destituidos de sus cargos por participar en 2006 en operaciones preparar falsos actos de la guerrilla para cobrar recompensas. Ambos trabajaban en la sección de inteligencia del Ejército colombiano y mantenían contacto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La Procuraduría (fiscalía) colombiana ordenó hoy su destitución y su inhabilitación para ocupar cargos públicos por un periodo de 20 años. La investigación disciplinaria, independiente de la penal, ha hallado culpables a ambos de "participar en el montaje de, al menos, tres actos terroristas ocurridos entre julio y agosto del 2006 para cobrar recompensas y obtener reconocimientos", según informó el diario 'El Tiempo'.

Uno de esos artefactos, un coche bomba que explosionó en el barrio de Gaitán, en Bogotá, causó la muerte de una persona y heridas a varios militares.

Los cargos también incluyen la colocación de otro vehículo con explosivos en un centro comercial de Bogotá, aunque finalmente no se activó, y la colocación de artefactos explosivos de escasa potencia en la Escuela de Artillería. El propósito, según el fallo, era "sembrar el pánico" y demostrar su "buen desempeño como oficiales de inteligencia".

Los mayores Hermida Benavides y Barrero Calderón formaban parte de la Central de Inteligencia Conjunta del Comando General de las Fuerzas Militares. La Procuraduría considera que incurrieron en faltas que también son delitos: concierto para delinquir, terrorismo, homicidio, lesiones personales y daño en bien ajeno.