28 de noviembre de 2020
8 de abril de 2006

Colombia.- Muere un segundo niño afectado por los atentados contra dos autobuses en Bogotá

BOGOTÁ, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El niño de 11 años que resultó herido el jueves en los atentados contra dos autobuses públicos de Bogotá falleció esta mañana en el hospital La Misericordia, después de que ayer muriera otro menor, de nueve años, informó Caracol Radio.

Bryan David Romero falleció a las 6:10 horas de hoy (hora local) como consecuencia de las graves heridas que sufrió cuando accidentalmente activo una bomba que había sido colocada en un autobús de la capital colombiana.

En declaraciones a la emisora, el doctor Mauricio Chaparro, jefe de turno de urgencias del hospital La Misericordia, indicó que el menor presentaba quemaduras de tercer grado en el 50 por ciento de su cuerpo, y que murió por una hemorragia pulmonar masiva, pese a las asistencia ventilatoria con la que contaba. En los atentados, que se atribuyen a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, resultaron heridas un total de 24 personas, entre ellas seis menores. En uno de los autobuses no se encontraron rastros de explosivos, sino que al parecer estalló con aceite. En el otro se encontró pólvora negra y un aislante, dijo el portavoz de la policía metropolitana de Bogotá, Gregorio Pérez.

Para el alcalde, Luis Eduardo Garzón, se trata de un "acto de terrorismo lamentable y doloroso", e hizo un llamamiento a la sociedad civil para que "no se deje amedrentar". "Lo más importante es no dejarnos acorralar, circulemos la vida, derrotemos el terrorismo", afirmó.

Tras presidir un consejo extraordinario de seguridad en el que se decidió convertir el día de hoy en jornada de "resistencia ciudadana contra quienes pretenden sembrar el terror", anunció que los autobuses del sistema de transporte público, más conocido como Transmilenio, circularían con banderas blancas y se reforzaría la protección.

Testigos presenciales contaron cómo los pasajeros trataron de salir de los autobuses, algunos de ellos en llamas. "Sonó una explosión en la parte de atrás y el bus enseguida se encendió", narró a 'RCN Televisión' Marcos Martínez, el pasajero de uno de los vehículos. Por su parte, un transeúnte explicó que al ver a un menor en llamas lo metieron en un charco de agua.

En febrero del año 2003, las FARC hizo explotar un coche bomba en el club social El Nogal, al norte de Bogotá, en el que murieron 36 personas y más de 100 resultaron heridas, en uno de los peores atentados terroristas sufridos la capital.