22 de octubre de 2020
1 de octubre de 2020

Concluye sin incidentes de relevancia en Camerún el tercer aniversario de la declaración de independencia de Ambazonia

Concluye sin incidentes de relevancia en Camerún el tercer aniversario de la declaración de independencia de Ambazonia
El presidente de Camerún, Paul Biya - 2018 GETTY IMAGES / LINTAO ZHANG - ARCHIVO

La oposición anuncia protestas todos los jueves a partir del 6 de octubre contra Biya

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La situación en las principales ciudades de mayoría anglófona de Camerún ha estado marcada este jueves por la calma, en el marco del tercer aniversario de la declaración de la independencia de Ambazonia, tras dos años consecutivos caracterizados por los enfrentamientos y los disturbios durante los actos en conmemoración de este hecho, no reconocido por Yaundé ni la comunidad internacional.

Según las informaciones recogidas por el diario 'Journal du Cameroun', muchos comercios de las capitales de las regiones Noroeste y Suroeste han permanecido cerrados durante la jornada, mientras que gran parte de la población ha optado por quedarse en su vivienda por temor a posibles incidentes.

Así, ha indicado que las actividades en Buea, capital de la Región Suroeste, han sido muy limitadas, mientras que en Bamenda, capital de la Región Noroeste, las actividades diarias atraviesan un periodo de suspensión a causa de la operación militar 'Bamenda Limpia' lanzada hace cerca de dos semanas por el Ejército contra separatistas armados.

Sisuku Ayuk Tabe, el presidente de la autoproclamada república de Ambazonia, quien se encuentra encarcelado en Yaundé, ha afirmado a través de su cuenta en la red social Twitter que "hace tres años se restauró la independencia robada a los cameruneses del sur".

"Aplaudo el compromiso de todos los que están trabajando de forma incansable para concretarlo. Mientras conmemoramos este 1 de septiembre de 2020, centrémonos en hacer lo que acelerará el regreso de la paz en Ambazonia", ha agregado.

"Hace 59 años, la independencia de nuestra nación fue obtenida, pero nos engañaron. En 2017 declaramos su restauración. Está arraigada en la historia, la geografía y la diplomacia", ha defendido Ayuk Tabe.

"La autodeterminación es un derecho. No cederemos ningún centímetro de nuestra patria. Restauración de la independencia o resistencia para siempre", ha remachado en un breve comunicado publicado en su cuenta en la citada red social.

Ayuk Tabe y otros nueve líderes separatistas fueron condenados en agosto de 2019 a cadena perpetua tras ser declarados culpables de secesión, terrorismo, apología de actos terroristas, hostilidad hacia la patria, reclutamiento de personas para su participación en actos de terrorismo, financiación de terrorismo y atentado contra la seguridad del Estado, entre otros. Todos ellos fueron detenidos en enero de 2018 en la vecina Nigeria y posteriormente extraditados a Camerún.

Ayuk Tabe fue supuestamente apartado de su cargo de 'presidente' de Ambazonia en junio de 2019 por el Consejo de la Restauración, órgano legislativo del autoproclamado Estado de Ambazonia, que le acusó de "llevar a cabo actos que ponen en peligro la revolución y las instituciones populares", así como "crear profundas divisiones, confusión y conflictos" y nombró para el cargo a Samuel Ikome Sako.

El líder separatista aseguró en julio que que él y otros líderes separatistas encarcelados habían "deliberado con responsables del Gobierno" de cara a un posible alto el fuego, lo que fue sin embargo desmentido desde Yaundé.

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de las regiones Noroeste y Suroeste, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

NUEVAS PROTESTAS CONTRA BIYA

En otro orden de cosas, una coalición de partidos opositores y organizaciones de la sociedad civil han anunciado una oleada de protestas todos los jueves, a partir del 6 de octubre, para reclamar la dimisión del presidente del país, Paul Biya.

La coalición, cuyo principal integrante es el Movimiento para el Renacimiento de Camerún (MRC) de Maurice Kamto, ha resaltado que las protestas continuarán hasta que haya un alto el fuego en las regiones de mayoría anglófona y un diálogo inclusivo sobre un proceso de reformas, además de la modificación de la ley electoral antes de cualquier otra votación.

El país fue escenario de movilizaciones el 22 de septiembre tras una convocatoria de Kamto en respuesta al decreto de Biya aprobando el 6 de diciembre como fecha para la celebración de las primeras elecciones regionales en el país, contra las que se había pronunciado el opositor en ausencia de un alto el fuego en las regiones de mayoría anglófona.

El propio líder del MRC afirmó el miércoles que la población del país "tiene la sensación de que ha sido abandonada a su triste suerte" y pidió a la comunidad internacional que ayude a que el país salga de la situación "indigna" que atraviesa, en medio de una grave crisis política y humanitaria.

Así, recalcó que "la situación en Camerún es muy preocupante" y que "el país hace frente a muchas crisis", entre ellas una a nivel de seguridad por "la guerra absurda" del presidente "contra una parte del pueblo camerunés en las regiones anglófonas".

"Esta guerra, que dura desde hace cuatro años, ha dejado más de 3.000 muertos, miles de heridos y desaparecidos, ha provocado un desplazamiento masivo de poblaciones, entre 400.000 y 800.000 personas, según las fuentes, y ha generado más de 40.000 refugiados cameruneses en la vecina Nigeria", lamentó.

El líder del MRC confirmó además que se encuentra encerrado en su vivienda por el cerco impuesto por las fuerzas de seguridad tras la convocatoria de las protestas del 22 de septiembre, que se saldaron con cerca de 600 partidos, la mayoría de ellos miembros y seguidores de este partido opositor.

Por último, rechazó las acusaciones del Ejecutivo contra él por un presunto llamamiento a una "insurrección" durante las protestas. "Hemos sido claros desde el inicio. Nuestro camino será pacífico", remachó el destacado opositor camerunés durante una entrevista concedida al diario francés 'Le Point'.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional