9 de agosto de 2020
3 de julio de 2020

Condenados a prisión en Turquía cuatro activistas de DDHH por cargos de terrorismo

Amnistía Internacional asegura que el fallo es un "golpe demoledor" a la justicia y los Derechos Humanos

Condenados a prisión en Turquía cuatro activistas de DDHH por cargos de terrorismo
Andrew Gardner, investigador de Amnistía Internacional, comparece por el jucio en el que ha sido condenado a prisión Taner Kilic y otros tres activistas de DDHH - AMNISTÍA INTERNACIONAL

ESTAMBUL, 3 Jul. (DPA/EP) -

Un tribunal de Estambul ha condenado a cuatro activistas defensores de los Derechos Humanos, incluido el expresidente de Amnistía Internacional en este país Taner Kilic, por cargos relacionados con el terrorismo y ha absuelto a otros siete activistas que habían sido imputados en el mismo proceso.

Entre los absueltos figuran el ciudadano alemán Peter Steudtner y el sueco Ali Gharavi. El expresidente de Amnistía Internacional en Turquía Taner Kilic ha sido condenado a seis años y tres meses de prisión por pertenencia a organización terrorista.

Kilic ha sido condenado tras ser acusado de tener vínculos con la organización liderada por el clérigo islamista asentado en Estados Unidos Fethulá Gulen, al que las autoridades turcas atribuyen la responsabilidad del fallido golpe de Estado de 2016. Los activistas Ozlem Dalkiran, Idil Eser y Günal Kursun han sido sentenciados a penas de más de dos años de prisión por apoyo al terrorismo.

Tras conocer el fallo, Amnistía Internacional ha asegurado en un comunicado que el veredicto supone un "golpe demoledor" para los Derechos Humanos y para la justicia en Turquía. Andrew Gardner, el investigador de AI para Turquía que ha presenciado el proceso judicial, ha lamentado que el juicio haya sido "una farsa".

"Hoy hemos sido testigos de una farsa de la justicia de espectaculares proporciones. Este veredicto es un golpe demoledor no solo para Taner, Özlem, Idil y Günal y sus familias sino para todos los que creen en la justicia y en la defensa de los Derechos Humanos en Turquía y en otros países", ha subrayado.

En su opinión, la decisión del tribunal es "impactante". "Durante doce audiencias, todas y cada una de las acusaciones han quedado completamente expuestas como difamaciones sin sentido. El veredicto del tribunal desafía la lógica y sitúa este juicio de tres años como un intento de motivación política por silenciar a voces independientes desde el día uno", ha denunciado.

El caso, en opinión del investigador de AI, ha supuesto "una prueba de fuego para el sistema judicial de Turquía". "Ha sido trágico ver el papel que tiene y sigue teniendo en la criminalización del acto de defensa de los Derechos Humanos. Continuaremos defendiendo a nuestros amigos y colegas cuando recurran estos vergonzosos veredictos", ha avanzado.