28 de febrero de 2020
1 de junio de 2018

Críticas a 'Vogue' por una portada con una princesa saudí para destacar que las mujeres podrán conducir en Arabia Saudí

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La revista 'Vogue Arabia' se ha defendido este viernes de las críticas por la utilización de una princesa saudí para conmemorar la decisión de las autoridades del país de permitir conducir a las mujeres, que podrán empezar a hacerlo a partir del 24 de junio.

La portada, en la que aparece la princesa Haifa bint Abdulá al Saud posando dentro de un descapotable, ha recibido numerosas críticas en las redes sociales después de que cerca de una decena de activistas hayan sido detenidas en las últimas semanas por su defensa de los derechos de las mujeres.

Los críticos han recalcado que la princesa no merece estar en la portada y algunos han presentado imágenes modificadas en las que aparecen activistas en su lugar.

En su comunicado, el redactor jefe de Vogue Arabia, Manuel Arnaut, ha resaltado que la publicación "resalta y discute asuntos clave relacionados con la mujer en el mundo árabe" y que el uso de la princesa Haifa "ayuda a magnificar" el mensaje.

"Informar e iniciar debates sanos sobre asuntos importantes es una prioridad para nosotros, y por ello decidimos enfatizar esto con una imagen icónica y poderosa que cumple totalmente su propósito: poner el foco en la región y en el papel de la mujer en la sociedad saudí", ha manifestado, en un mensaje enviado a la cadena de televisión británica BBC.

La polémica recuerda a una en la que se vio involucrada 'Vogue' en 2011, cuando dedicó la portada a la primera dama de Siria, Asma al Assad, mientras el presidente, Bashar al Assad, lanzaba una campaña de represión contra la oposición.

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, prometió hace meses un islam "moderado y abierto" en el país, dominado por el wahabismo, una rama extremadamente conservadora dentro del sunismo. "Estamos volviendo a lo que fuimos, un país de islam moderado que está abierto a todas las religiones del mundo", dijo.

En los últimos meses, distintos organismos oficiales, como el Ministerio de Justicia, han abierto procesos de selección para que las mujeres trabajen en ellos por primera vez en la historia del país.

Asimismo, a finales de octubre las autoridades anunciaron que permitirían a las mujeres entrar en los estadios y otras instalaciones deportivas del país a partir de 2018, resaltando que los mismos "serán rehabilitados para recibir a familias". El primer partido con aficionadas se celebró en enero.

Las autoridades anunciaron recientemente que las mujeres podrán finalmente conducir a partir del 24 de junio, si bien en las últimas semanas han sido detenidos varios activistas defensores de los derechos de las mujeres, lo que ha puesto en duda el compromiso del Gobierno.

Los críticos con Bin Salmán aseguran que el príncipe heredero está anunciando este tipo de reformas con el único objetivo de ganar apoyos en Occidente y fortalecer su posición en la línea sucesoria y el país.

A pesar de las reformas, las mujeres siguen haciendo frente a numerosas restricciones en el país, especialmente relacionadas a la forma de vestir, sus relaciones sociales con otros hombres y la necesidad de una autorización de un 'guardián' para viajar, trabajar o acudir a un centro médico.