7 de abril de 2020
6 de septiembre de 2008

Crónica Armenia/Turquía.- Gul inaugura la "diplomacia del fútbol" para intentar restablecer las relaciones con Armenia

Armenia y Turquía llevan décadas enfrentados por la negativa de Ankara a reconocer el genocidio armenio de 1915

ESTAMBUL, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente turco, Abdulá Gul, se convirtió hoy en el primer jefe de Estado de su país en visitar la vecina Armenia con motivo del partido de fútbol que enfrentó a las selecciones de los dos países en la ronda de clasificación para el Mundial de Sudáfrica de 2010, al que ha sido invitado por su homólogo armenio, Serzh Sarksyan. Turquía y Armenia, enfrentados desde hace décadas por la negativa de Ankara a reconocer el genocidio armenio perpetrado por los otomanos durante la I Guerra Mundial, inauguran así una nueva etapa en sus relaciones, hasta ahora prácticamente inexistentes.

Gul estuvo sólo unas horas en Erevan, si bien durante ese tiempo, además de para ver el partido, tuvo ocasión de reunirse con su homólogo armenio en su oficina durante una hora, según informó el diario turco 'Hurriyet'. Sarksyan quiso invitar a su homólogo para lograr "un nuevo y simbólico comienzo para los dos países". Sin embargo, la comitiva de Gul tuvo que ser escoltada por el centro de la capital armenia por las protestas convocadas contra su visita.

Ya en las estadio Hrazdan de Erevan, los manifestantes se concentraron portando pancartas con lemas como "1915 nunca más" o "Exigimos justicia". Gul y Sarksyan se sentaron juntos, pero, como era previsible, los armenios abuchearon el himno turco.

También se concentraron manifestantes con velas encendidas en el monumento a las víctimas del genocidio erigido en las inmediaciones del estadio.

Sin embargo, no todos los armenios se mostraron hostiles a la visita de Gul. "Es bueno que Gul venga aquí porque debemos mejorar nuestras relaciones con Turquía", opinó Garik Tumanyan, un estudiante de 20 años. "Es bueno para el país, pero Turquía debe reconocer que el genocidio ocurrió", añadió.

El partido concluyó con la derrota de los locales por dos goles a cero. Los turcos marcaron por mediación de Tuncay Sanli en el minuto 60 y de Semih Senturk en el 78. En cualquier caso, ninguna de las partes espera que se produzcan avances espectaculares ni mejoras sustanciales en las relaciones entre estos dos vecinos a corto plazo. Ninguno de los dos parece en posición de lograr una victoria.

En la reunión mantenida por Gul y Sarksyan antes del partido, ambos abordaron el conflicto de Nagorno-Karabaj, región de mayoría armenia pero bajo soberanía de Azerbaiyán, y la propuesta de Turquía de establecer una alianza en el Cáucaso, una propuesta especialmente relevante tras los acontecimientos de hace unas semanas en Georgia.

GENOCIDIO

Turquía se ha negado hasta ahora a reconocer el llamado genocidio armenio, mientras que Erevan asegura que 1,5 millones de armenios fueron asesinados por los otomanos en 1915. Ankara afirma que sólo 300.000 armenios, e igual número de turcos, murieron en la guerra civil que estalló después de que los armenios se alzaran en armas por la independencia.

En 2005, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, propuso la creación de una comisión conjunta de historiadores para que investiguen el asunto y publiquen sus conclusiones, pero dicha propuesta fue rechazada por Armenia. Ahora, Ankara espera que con este paso se pueda avanzar para que Erevan acepte la propuesta de Erdogan.

Así las cosas, y ante la amenaza del partido nacionalista armenio Dashnaktsutyun, de acudir al aeropuerto y al estadio para protestar y reclamar a Turquía que reconozca el genocidio, las autoridades han reformado las medidas de seguridad en el estadio.

Por su parte, en una entrevista concedida a la agencia Reuters, el ministro de Exteriores turco, Alí Babacan, afirmó hoy que la visita de Gul a Erevan "será un paso importante para abrir puertas al diálogo con Armenia".

INESTABILIDAD EN EL CÁUCASO

En su opinión, lo ocurrido en Georgia ha traído nuevamente a escena varios conflictos congelados en el Cáucaso, haciendo temer por una mayor inestabilidad, pero también ha creado oportunidades para nuevos esfuerzos diplomáticos para resolverlos. "Nosotros creemos que las circunstancias actuales son propicias para ese valiente paso", afirmó Babacan.

"Ahora ha llegado el momento de hablar sobre los problemas abierta y valientemente e intentar encontrar soluciones", afirmó el ministro turco. "No tenemos relaciones diplomáticas con Armenia ahora, ¿qué vamos a hacer con eso? Esa es otra cuestión a discutir", agregó.

Preguntado sobre si cabía esperar una restauración de las relaciones como resultado de la visita, Babacan prefirió no levantar "expectativas". "Tenemos que ver cómo va la reunión (de hoy). Nosotros estamos dispuestos a una mayor diálogo", señaló.

El ministro turco insistió en que Ankara está dispuesta a discutir de todas las cuestiones, incluido el supuesto genocidio armenio. En este sentido, preguntado sobre si podría haber un acuerdo durante la visita sobre la propuesta de Erdogan de una comisión de investigación conjunta, Babacan dijo que "cuando se está abierto al diálogo, significa que estamos comenzando a hablar de los problemas y por supuesto los acontecimientos de 1915 son un importante punto de la agenda para nosotros".