25 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Crónica India.- Los activistas abandonan su huelga de hambre en Bhopal tras conseguir mayor apoyo para las víctimas

Siguen luchando por que 22 años después la empresa comprada por Dow Chemical se responsabilice del escape tóxico causante del desastre

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Activistas de la ONG Campaña Internacional para la Justicia en Bhopal (ICJB), decidieron esta semana abandonar su huelga de hambre mantenida desde el pasado mes de febrero en apoyo de los supervivientes del escape de gas tóxico de la multinacional estaodunidense Union Carbide en 1984 tras mantener una reunión con el primer ministro del país, Manmohan Singh, en la que se les concedieron algunas de sus demandas de apoyo a las víctimas del desatre.

La ONG se felicitó a través de un comunicado por los resultados de esta reunión y la mayor atención a las víctimas de la catástrofe que la noche del 3 al 4 de diciembre de 1984 tuvo lugar en Bhopal, la capital de Madhya Pradesh, cuando 42 toneladas de isocianato de metilo --un gas tóxico utilizado para fabricar pesticidas agrícolas-- se escapó de la planta de fabricación de la multinacional estadounidense Union Carbide por un fallo en sus sistemas de seguridad.

Sin embargo, y pese a que el mandatario respondió a cuatro de las seis peticiones que le presentaron en este encuentro, esta red de apoyo a las víctimas de la catástrofe que se cobró entre 16.000 y 30.000 muertos y cientos de miles de afectados, sigue demandando mayor apoyo a los manifestantes que desde hace semanas han mantenido una huelga de hambre para pedir, entre otras cosas, garantías de agua potable, la limpieza de los residuos tóxicos de la planta, que aún perduran, y el establecimiento de una Comisión Nacional para la rehabilitación médica y económica de los afectados.

Más de 400 partidarios internacionales de esta red pidieron durante los últimos dos meses el apoyo solidario a los huelguistas bhopalíes y 'bombardearon' a los primeros ministros de la oficina consular en Nueva Delhi con más de 2.600 faxes en las últimas semanas.

Los seguidores de la huelga de hambre que comenzó en febrero continuaron en marzo con una peregrinación a lo largo de las más de los más de 800 kilómetros que separan Bhopal la capital del país, donde se reunieron este lunes con su primer ministro.

Tras el acuerdo, tres activistas de esta Campaña partirán inmediatamente para Bhopal en los próximos días para acompañar a un equipo de expertos de alto nivel conducidos por el secretario del Ministerio de Sustancias químicas con el fin de ultimar los detalles en cuanto a la provisión de agua limpia en la zona y la participación de los supervivientes en la construcción de un monumento conmerorativo dedicado a las víticmas en Bhopal.

"Este paso supone una pequeña victoria para nosotros, y un premio al infatigable espíritu de lucha de los miles de bhopalíes que sobrevivieron al escape de gas, y demuestra al mundo que los Gobiernos no pueden quedarse al margen de la responsabilidad que tienen para con sus ciudadanos", explicó el primer ministro tras la reunión.

Para los activistas, este es sólo "un pequeño avance" porque, dicen, "han sido necesarios muchos años, manifestaciones, una larga huelga de hambre que comenzó en febrero y una reunión con el primer ministros para conseguir algo que debería haberse concecido legítimamente hace mucho tiempo". A juico del director de la Asociación para el Desarrollo de la India (AID) e integrante de la red ICJB en Estados Unidos, Kirankumar Vissa, "aún quedan muchos desafíos por delante"

"Este triunfo es el resultado de la determinación y el esfuerzo de los bhopalíes, y de la organización a nivel internacional de una campaña de apoyo que ha traspasado fronteras", opina por su parte Ryan Bodanyi, coordinador de la Plataforma india de Estudiantes por Bhopal.

LOS RESPONSABLES, SIGUEN LIBRES

Pese a la concesión de algunas de las demandas presentadas por la ONG, el primer ministro rechazó aceptar la que propone procesar a Union Carbide Corporation (UCC)/Dow) y a su presidente en el momento del accidente, Warren Anderson. Además, no estuvo de acuerdo en establecer una prohibición para que la multinacional se instale o desarrolle sus negocios en India.

Pese a que los representantes de los supervivientes destacaron ante el primer ministro la necesidad de que la empresa responsa ante la justicia por lo que hizo, y el procesamiento de sus responsables, el mandatario les aseguró que "no podía prometer el procesamiento de estos dirigientes, porque India debe seguir desarrollandose empresarialmente a pesar de estas tragedias". Su respuesta fue que "exploraría cualquier posibilidad dentro de la ley de exigir la responsabilidad que le correspondió a la empresa en el desastre".

Mientras los que quedaron en Bhopal tras aquel desatre químico siguen luchando por conseguir la limpieza ambiental de la zona, la rehabilitación económica, y una asistencia médica adecuada, "permanece el dilema de qué hacer con una empresa de granujas llamada hoy Dow Chemical que 21 años después sigue rechazando reconocer su responsabilidad o conexión con lo que ocurrió en Union Carbide", afirma Ward Morehouse, autor de 'La Tragedia de Bhopal'.

Una de las huelgustas y supervivientes, Champa Devi Shukla, que perdió a su marido en el desastre y obtuvo en 2004 el prestigioso premio ambiental Goldman, explicó que "Dow Chemical debería tener cuidado ahora porque todas nuestras energías están enfocadas en poner freno a sus negocios en India".