24 de noviembre de 2020
24 de agosto de 2006

Crónica Irán.- Merkel ve insatisfactoria la respuesta iraní para volver a negociar su programa nuclear

El documento incluye un centenar de preguntas sobre el calendario de los incentivos que los europeos están dispuestos a aplicar

BERLIN/VIENA, 24 Ago. (EP/AP) -

Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania rechazarán probablemente la oferta de Irán para volver a la mesa de negociaciones porque no incluye un compromiso para suspender el enriquecimiento de uranio, según avanzaron diplomáticos consultados por AP y sugirió la canciller alemana, Angela Merkel: "Lo que esperábamos no ha llegado: un 'suspendemos el enriquecimiento de uranio, iremos a la mesa de negociación y hablaremos de las posibilidades para Irán'", dijo.

Dos diplomáticos que conocen el documento iraní dijeron a AP que en las 25 páginas de documento iraní no se menciona en ningún momento la intención de imponer una moratoria al enriquecimiento del uranio, ni siquiera una vez empezadas las negociaciones, y tan sólo se menciona vagamente la buena intención de discutir sobre varios aspectos del programa nuclear del país.

La reacción de los seis países --los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania-- ha sido de decepción e incluso de enfado debido a la falta de respuesta a su petición de que Teherán acepte congelar el uranio enriquecido.

Irán mantiene que su propuesta es "positiva y con claras señales" para resolver la disputa sobre su programa nuclear. El documento entregado el martes por Irán a los países del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania es una respuesta al paquete de incentivos que éstos le presentaron en junio para intentar que el país detuviera el enriquecimiento de uranio y, así, volver a negociar sobre el programa nuclear iraní.

La delantera a la hora de valorar el documento la tomó Ángela Merkel, que declaró hoy que la respuesta de Teherán le parece insatisfactoria, porque falta una "frase decisiva": que detendrán la fabricación de uranio enriquecido.

"Todavía estamos examinándolo, pero por todo lo que he oído hasta ahora no podemos estar satisfechos", anunció Merkel en una entrevista concedida a la cadena de televisión N24. "Lo que esperábamos, 'Vamos a suspender nuestro enriquecimiento de uranio, y vamos a sentarnos a la mesa de negociación para hablar de las posibilidades de Irán', no está reflejado aquí", añadió.

Los comentarios de Merkel reflejan una creciente frustración del sexteto negociador, que se vio forzado a esperar varias semanas a la respuesta iraní.

La canciller habló hoy con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, sobre el caso iraní y sobre los próximos pasos que debe dar el sexteto, según la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

Perino no precisó si Bush está de acuerdo con la opinión de Merkel de que la respuesta iraní es "insatisfactoria" y se remitió a lo que dijo ayer el Departamento de Estado, que la respuesta iraní "se queda corta" para satisfacer las exigencias del Consejo de Seguridad de la ONU.

Tampoco dijo si Bush y Merkel tienen una visión común de cómo actuar de ahora en adelante. El presidente norteamericano también abordó la situación de Irán con el jefe del Gobierno italiano, Romano Prodi.

Los diplomáticos consultados señalaron que aunque los Gobiernos se han comprometido a estudiar seriamente el documento iraní, en realidad han encontrado pocas novedades de sustancia en el mismo. Uno de ellos afirmó que, en realidad, la respuesta iraní es poco más que una historia de su programa nuclear desde su propio punto de vista.

POSICION DE RUSIA Y CHINA

Según uno de los diplomáticos, la falta de flexibilidad mostrada por Irán hará que incluso Rusia y China, que hasta ahora siempre han parado todo intento de imponer sanciones, opten por esta vía. Ayer estos dos países insistieron en la vía diplomática.

Además, incluye varias preguntas sobre el paquete de incentivos que Europa ofreció a Irán en junio para intentar que el país suspendiera el enriquecimiento de uranio y al que, en principio, este paquete pretendía responder. En concreto, preguntan si la seguridad del país se vería mejorada si deciden cooperar, y si se levantarían las sanciones estadounidenses actualmente en vigor.

Dos académicos iraníes bien informados precisaron que el documento contiene un centenar de preguntas, incluida una petición a Occidente de que facilite un calendario para el cumplimiento de los incentivos prometidos. Así lo dijeron hoy el director del Instituto Internacional para los Estudios del Caspio de Teherán, Abbas Maleki, y el científico Kevah Afrasiabi en un texto distribuido por Agence Global.

Según ellos, el negociador nuclear jefe iraní, Ali Lariyani, se ha declarado además dispuesto a usar la influencia de Teherán en Líbano para lograr un intercambio de prisioneros entre la milicia Hezbolá e Israel, "recordando al mundo el carácter estabilizador de Irán".

Ayer, el ministro de Asuntos Exteriores francés, Philippe Douste-Blazy, ya había dicho que Irán debe suspender el enriquecimiento de uranio si quiere volver a las negociaciones. Mientras, otros países continúan pidiendo paciencia en los tratos con Irán. El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, afirmó que se continuaría buscando una solución negociada, mientras que China llama a la paciencia y al diálogo.