14 de octubre de 2019
18 de septiembre de 2019

El cuartel general de la OTAN en Alemania para agilizar la movilidad de fuerzas y equipos militares echa a andar

El cuartel general de la OTAN en Alemania para agilizar la movilidad de fuerzas y equipos militares echa a andar
El comandante del Comando de Ulm, Juergen Knappe , habla con el representante del acuertel de la OTAN en esta ciudad de Alemania, Vasileios GampisSTEFAN PUCHNER/DPA

BRUSELAS, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El cuartel general de la OTAN de Apoyo y Logística establecido en la ciudad alemana de Ulm para agilizar la movilidad de fuerzas y equipos militares en Europa ha echado a andar esta semana tras alcanzar su capacidad operativa inicial este martes.

"El nuevo mando en Ulm ayudará a nuestras fuerzas a ser más móviles y permitirá refuerzo rápidas dentro de la Alianza, garantizando que tengamos las fuerzas adecuadas en el lugar y tiempo adecuados", ha explicado la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu, en un comunicado.

Los ministros de Defensa de la OTAN acordaron en febrero de 2018 la creación de dos nuevos cuarteles para proteger las líneas de comunicación marítima entre Norteamérica y Europa y facilitar la movilidad militar en Europa, tanto fuerzas como equipos pesados y blindados, así como un nuevo centro de ciberoperaciones en el marco de su plan para modernizar la Estructura de Mando de la Alianza Atlántica.

El nuevo Mando de Apoyo a la logística, refuerzos y la movilidad militar, que acaba de empezar a funcionar en Ulm --que ya acoge el cuartel general multinacional responsable de planificar ejercicios para poner a prueba las capacidades de mando y control para operaciones de crisis lideradas por la OTAN, la UE y la ONU--, contribuirá a agilizar el despliegue y movimiento de refuerzos para Europa, tanto fuerzas como equipos militares, en caso de crisis.

El nuevo cuartel general alcanzará su plena capacidad de personal en 2021 y se encargará de la seguridad, la libertad de movimiento y del apoyo a las fuerzas de la OTAN que se despliegan por Europa, así como los refuerzos rápidos. En tiempos de paz alcanzará para entonces los 160 efectivos, mientras que su plantilla se elevará hasta los 600 en caso de conflicto.

Por su parte, el nuevo Mando de la Fuerza Conjunta para el Atlántico, que ayudará a proteger las líneas de comunicación marítima entre Norteamérica y Europa, ubicado en Norfolk (Estados Unidos), alcanzará su capacidad operativa inicial previsiblemente en diciembre.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional