9 de abril de 2020
18 de mayo de 2014

Cuatro agentes y más de 120 personas más retenidas por los presos de una cárcel en Aracaju

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Los presos del Complejo Penitenciario Abogado Jacinto Hijo en Aracaju, capital del estado de Segirpe, en el este de Brasil, mantienen como rehenes a cuatro agentes e impiden la salida del centro de más de 120 familiares que se encontraban de visita en el momento en el que estalló un motín.

"Los familiares no están considerados como rehenes por las autoridades, a pesar de no poder salir del centro penitenciario. La verdad que son potenciales rehenes porque muchos pueden estar ahí para proteger a sus parientes presos", ha indicado el comandante general de la Policía Militar, Maurício Iunes, quien ha explicado que tampoco se cree que los amotinados "vayan a causar daño a sus familiares".

"Los agentes sí son considerados rehenes porque están siendo amenazados", ha explicado el comandante. Los policías que se encuentran retenidos sufren amenazas por parte de los presos, quienes están armados con objetos de hierro, madera y plástico.

La rebelión ha empezado en el Ala D de la cárcel y las autoridades han conseguido evitar que se extendiera a otras zonas, según ha informado el diario brasileño 'O Globo'.

Uno de los líderes del motín ha exigido la presencia de la prensa para que sea difundida la situación en la que se encuentran los rehenes y los familiares. "No podemos prever cuanto tiempo va a durar la rebelión. Por el momento, los presos están tranquilos y los responsables de seguridad y el sistema penitenciario están reunidos para discutir qué medidas serán tomadas", ha indicado Iunes.