17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 2 de marzo de 2019

    Cuatro muertos por disparos indios sobre territorio paquistaní

    Cuatro muertos por disparos indios sobre territorio paquistaní
    REUTERS / AMIRUDDIN MUGHAL - ARCHIVO

    MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Cuatro personas --dos de ellos militares-- han muerto en el lado paquistaní de la frontera que divide la región de Cachemira debido a los disparos realizados desde el lado indio, según el Ejército paquistaní.

    El incidente ha ocurrido en el sector de Nakiyal, cuando los indios dispararon "sin mediar provocación" y se desató un tiroteo, explica el Ejército paquistaní en un comunicado recogido por el canal de televisión Geo TV.

    Los militares muertos han sido identificados como Havaldar Abdul Rub, de 31 años, y Naik Juram, también de 31 años, según el comunicado militar, que asegura que la respuesta ha causado "bajas" entre las fuerzas indias y daños en el puesto fronterizo del país vecino.

    Además, dos civiles han muerto --incluida una mujer-- y dos más han resultado heridos por los ataques indios contra zonas civiles en Tattapani y Jandrot, también en la frontera que separa la Cachemira histórica.

    Mientras, las autoridades indias han informado de la muerte de una mujer, su hijo y su bebé en Poonch, en la parte de Cachemira controlada por India debido al impacto de obuses de artillería pesada lanzados desde el lado paquistaní. Las víctimas son Rubana Kosar, de 24 años, y sus dos hijos, Fazan de cinco años, y Shabnam, una bebé de nueve meses, según fuentes policiales citadas por la cadena de televisión india NDTV. Otra persona ha resultado gravemente herida en este ataque.

    Los obuses han caído en varias viviendas de la localidad de Salotri, ubicada frente a la Línea de Control que separa la parte de Cachemira controlada por Pakistán de la controlada por India.

    Las tensiones entre ambos países se recrudecieron a raíz del atentado perpetrado el 14 de febrero en la localidad de Pulwama, en la zona de Cachemira controlada por Nueva Delhi, que se saldó con la muerte de 40 miembros de las fuerzas de seguridad.

    La autoría del ataque fue reclamada por el grupo Jaish-e-Mohamad (JeM) e India acusó inmediatamente después a Pakistán de dar apoyo al grupo y ser responsable del atentado, lo que fue firmemente rechazado por Islamabad.

    El martes, India llevó a cabo un ataque en territorio paquistaní contra lo que describió como un campamento de JeM y dijo que había matado a más de 300 supuestos terroristas, si bien Pakistán también negó la versión de Nueva Delhi y dijo que sólo había un civil herido.

    Tras ello, las autoridades indias denunciaron el miércoles la entrada de aviones de guerra paquistaníes en su espacio aéreo y posteriormente Pakistán dijo haber derribado dos cazas del país vecino y capturado a uno de sus pilotos que finalmente fue devuelto el viernes como "gesto de buena voluntad".

    Pakistán e India se disputan la región de la Cachemira histórica desde 1947 y se han enfrentado por ella en dos de las tres guerras que han mantenido desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

    En la zona operan grupos separatistas que abogan por la independencia o la unión con Pakistán. Nueva Delhi acusa a Islamabad de patrocinar estas milicias, pero los paquistaníes niegan toda implicación. Las estimaciones cifran en unos 45.000 los fallecidos debido a este conflicto desde finales de la década de 1980.