5 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2007

Cuba/EEUU.-Autoridades de Florida gastaron 174 mil euros en tratar de impedir que una niña cubana volviera con su padre

MIAMI, 20 Dic. (EP/AP) -

Las autoridades del estado estadounidense de Florida insistieron hoy en que trataron el tema de la custodia de una niña cubana como cualquier otro caso, sin embargo una serie de documentos a los que tuvo acceso AP demuestran que realizaron esfuerzos para impedir que el padre de la menor se la llevara de regreso a la isla caribeña.

Mensajes de correo electrónico obtenidos por medio de un pedido especial y otros documentos muestran que el Departamento de Niños y Familias gastó más de 250.000 dólares (174.500 euros) y aceptó horas extra de asistencia legal gratuita en sus esfuerzos para que una familia cubano-estadounidense acomodada --el ex agente deportivo Joe Cubas y su esposa-- se convirtieran en los principales custodios de la hija de cinco años de Rafael Izquierdo.

El gobernador republicano Jeb Bush --hermano del presidente George W. Bush-- y consejeros de su sucesor, Charlie Crist, se mantenían informados de los hechos, de acuerdo con los documentos.

El estado también intentó infructuosamente mantener el caso en secreto, aparentemente par evitar el furor que rodeó al caso de Elián González en 1999 y el 2000, según las mismas fuentes.

Los esfuerzos del estado de Florida contradicen las políticas federales y estatales de que las familias deben permanecer intactas siempre que sea posible, sin importar donde vivan. Niños de otros países pobres de América Latina, como Guatemala, son generalmente devueltos a sus países por el departamento de Niños y Familias.

Numerosos miembros de la comunidad de cubanos exiliados, muy influyente en esta ciudad, se oponen a devolver a los niños a la isla mientras el presidente de Cuba, Fidel Castro, y el modelo comunista ostenten el poder en la isla.

El abogado de inmigración Ira Kurzban, que representó a Izquierdo, dijo que cree que las decisiones del caso fueron preparadas en la capital estatal desde el principio "para satisfacer a los elementos de la derecha de la comunidad cubana".

El secretario del Departamento de Niños, Bob Butterworth, se negó a efectuar declaraciones, pero su portavoz Flora Beal expresó que la dependencia estaba contenta porque "fue posible llegar a un acuerdo que satisfizo a ambas partes en el caso".

En septiembre pasado Izquierdo prometió permanecer en el país con la niña durante los próximos tres años y permitir que la familia Cubas la visite.