5 de diciembre de 2020
25 de junio de 2007

Cuba.- Fidel Castro revela que Bush "utorizó y ordenó" su muerte años antes de ser electo presidente de EEUU

LA HABANA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cuba, Fidel Castro, aseguró hoy que el mandatario estadounidense, George W. Bush, "ordenó y autorizó" su muerte años antes de ser electo jefe de Estado norteamericano, específicamente, en el año 1997 cuando se celebró la VII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en Venezuela.

"¿Por qué dije un día en una reflexión que Bush autorizó u ordenó mi muerte?", se preguntó el mandatario cubano al comenzar su más reciente artículo publicado en el diario 'Granma' y enviado los medios internacionales, en el que explica todo el proceso que siguió la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), apoyada por Bush, para intentar asesinarlo.

"Esta frase puede parecer ambigua e imprecisa. Tal vez fuera más exacto, aunque más confuso todavía, decir que la autorizó y la ordenó", señaló Castro al referirse a Bush. Así, aclaró que "el tema de la denuncia" con relación a este plan "viene desde antes de que (Bush) le arrebatara la victoria mediante fraude al otro candidato", es decir, desde antes de las elecciones presidenciales del año 2000.

De esta manera, Castro inicia su explicación sobre lo que ocurrió el 27 de octubre cuando una embarcación de nombre 'La Esperanza' iba rumbo a Isla Margarita (en el norte de Venezuela). Esta unidad fue interceptada por una patrullera del Servicio de Policía Marítima y la Aduana de Puerto Rico cuando esta cerca de esta isla.

En la embarcación "viajaban cuatro terroristas de origen cubano, que llevaban dos fusiles de asalto semiautomáticos Barrett calibre 50, con mirilla telescópica de rayos infrarrojos, que podían disparar con precisión a una distancia de más de 1.000 metros contra vehículos blindados o aviones en el aire o a punto de despegar o aterrizando, y siete cajas de municiones".

Castro indicó en su último artículo de la serie 'Reflexiones del Comandante jefe' que los fusiles semiautomáticos eran propiedad de Francisco José Hernández, presidente de la FNCA", mientras que el yate era de José Antonio Llamas, uno de los directores de dicha organización "contrarrevolucionaria". En Venezuela, según aseguró, los estaba esperando Luis Posada Carriles quien era "el responsable de la dirección del plan".

A los oficiales estadounidenses "no les quedó de otra" que detener a los cuatro tripulantes, pero dos años después fueron "exonerados por un jurado complaciente" que alegó que no había pruebas suficientes, bajo una "causa amañada" que fue manejada por "Héctor Pesquera, el oficial corrupto del FBI que luego fue recompensado con la jefatura de esa agencia en Miami".

El mandatario cubano cuestiona el hecho de que las autoridades estadounidenses expresen no haber estado al tanto de lo que estaba sucediendo si ellas "creadoras y suministradoras de fondos públicos y millonarios negocios" a FNCA.

"La famosa mafia cubanoamericana se preparaba para las elecciones presidenciales de noviembre del 2000. Tanto un partido como el otro se disputaban el apoyo de la misma, porque el estado de la Florida podía decidir el triunfo. Los jefes cubanos de origen batistiano eran sobre todo expertos en fraude", acotó Castro quien desde que inició su recuperación ha escrito una serie de artículos en los que revela y manifiesta algunos hechos y elementos del Gobierno cubano.

No obstante, Castro insiste en la vinculación que tiene el Gobierno de Bush con la FNCA, alegando que recientemente Llamas reconoció que habían adquirido "un helicóptero de carga, diez aviones ultralivianos propulsados por control remoto, siete embarcaciones y abundante material explosivo con el objetivo explícito de realizar acciones terroristas contra Cuba".