25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 29 de noviembre de 2008

    Cuba/Rusia.- Fidel Castro califica de "agradable" el encuentro con Medvedev y alaba al mandatario ruso

    LA HABANA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El ex presidente cubano Fidel Castro, calificó de "agradable" el encuentro mantenido ayer con el jefe de Estado ruso, Dimitri Medvedev, a quien alabó en su última 'reflexión' por la "precisión, claridad y brevedad" con la que se expresa siempre.

    "Expresó sus deseos de conversar conmigo durante su visita. Fue para mí un honor, y tuve la seguridad de que sería un encuentro agradable", explicó Castro en su artículo, publicado por los medios cubanos.

    "La reunión duró esta vez sólo una hora y 15 minutos", indicó Castro, en alusión un encuentro del que no existen imágenes. No obstante, "no dejé de abordar con él un solo punto esencial, desde nuestras posiciones, respecto a Estados Unidos, donde no cabe la idea de que aceptemos la política de garrote y zanahoria ni de que renunciemos a la devolución de hasta el último metro cuadrado del territorio de Guantánamo ocupado por la fuerza en nuestro país", matizó.

    Así, Castro consideró el encuentro un "gran estímulo" y tras él tiene un "alto concepto" de la capacidad intelectual de Medvedev, "el más joven entre los más importantes jefes de Estado del mundo, el que a su vez abarca el más extenso territorio". "¡Con cuánta emoción escuchábamos en todas partes el himno ruso, bajo cuyas notas el pueblo heroico de Rusia derramó la sangre de muchos millones de hombres y mujeres, sin cuyo sacrificio no se habría obtenido la victoria sobre el nazi-fascismo!", sentenció.

    ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS

    El ex mandatario se refiere a los últimos acontecimientos acontecidos en torno a Rusia para criticar, por ejemplo, a Estados Unidos por lanzar "acciones ilegales" sobre las regiones de Osetia del Sur y Abjazia, que a su juicio "no tienen nada que ver con Georgia" y donde se Washington supuestamente alentó a la lucha contra las tropas rusas "que legalmente estaban allí para evitar los derramamientos de sangre que se estaban produciendo".

    Para Castro, era de "sumo interés" conocer en primera personas la impresión de Medvedev respecto a este acontecimiento y otros recientes, como la elección de Barack Obama como futuro presidente de Estados Unidos, la crisis financiera o la situación en América Latina. El presidente ruso había pasado, antes de su llegada a Cuba, por Perú, Brasil y Venezuela.