25 de mayo de 2019
9 de julio de 2014

Decenas de miles de personas huyen de los enfrentamientos entre los huzis y el Ejército en Omran

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Decenas de miles de familias han salido durante la jornada del martes de la localidad yemení de Omran huyendo de los enfrentamientos entre los rebeldes huzis y el Ejército, que se han saldado con la toma de la ciudad por parte de los primeros, según ha informado la Media Luna Roja.

En base a estas informaciones, alrededor de 5.000 familias se encuentran atrapadas en el interior de la ciudad, ubicada a unos 50 kilómetros al norte de la capital, Saná, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica de noticias BBC.

La caída de Omran representa un duro golpe para el Gobierno del presidente yemení Abdo Rabbu Mansour Hadi en su intento de estabilizar un país que lleva alrededor de tres años enfangado en luchas internas después de la caída del anterior presidente.

Los rebeldes huzis, que toman el nombre de la tribu de su líder, han informado de que su lucha es contra los leales al partido islamista Islah, a los que consideran sus rivales, y han asegurado que no tienen intención de atacar la capital del país.

Los huzis han protagonizado varios levantamientos armados en los últimos diez años en un intento por lograr una mayor autonomía en las zonas que controlan en el norte del país, cerca de la frontera con Arabia Saudí.

Autoridades locales y testigos de la batalla aseguran que los huzis han tomado la ciudad después de duros enfrentamientos que solo este martes han dejado 100 muertos y 150 heridos, sumándose estas cifras a las de jornadas anteriores que habían dejado más de 100 muertos. A pesar de haber tomado la ciudad las luchas continúan alrededor de un cuartel del Ejercito yemení.

BASTIÓN TRIBAL SUNÍ

Omran ha sido, desde hace tiempo, la fortaleza de la tribu Bani al Ahmar, una de las más poderosas del país. Miembros de esta tribu ocupan grandes puestos en el clan suní del país y también en el partido suní Islah, además de puestos claves tanto en el Ejercito como el Gobierno del país. Hadi anunció hace poco que Omran era una línea roja y que no admitiría que cayese en manos de los huzis.

Esta última escalada de violencia viene tras la ruptura, el pasado 23 de junio, de la tregua que el movimiento chií había firmado con el Gobierno central. Los chiíes justifican este fin de la tregua por un avance de fuerzas leales al partido Islah en la provincia de Al Jouf, en el noreste de Yemen.

Este sábado fuerzas aéreas del Ejército de Yemen bombardearon posiciones huzis en Omran acabando con la vida de 74 huzis y 34 soldados del Ejército, según afirmaron fuentes medicas de la ciudad este domingo.

El portavoz huzi, Mohamed Abdul Salam, ha asegurado que su grupo ha dado un "doloroso golpe" a los que él llama las milicias "takfiri" en Omran, una palabra que se utiliza para referirse a los musulmanes de línea dura que declaran apóstatas a otros musulmanes.

"PREOCUPACIÓN" DE LA ONU

Por su parte, el enviado especial de la Secretaría General de Naciones Unidas para Yemen, Jaman Benomar, ha expresado su "profunda preocupación" por "la continuada violencia en Omran y otras áreas del norte", tal y como ha informado la agencia estatal yemení de noticias, SABA.

Así, Benomar ha recalcado "la necesidad de que todas las partes trabajen de cara a un fin definitivo de la violencia a través de un proceso político", al tiempo que ha destacado "la necesidad de un plan de paz para el norte".

Para leer más