Los demócratas se preparan para una batalla por el recuento de votos en Florida, mientras Trump envía abogados

Los demócratas se preparan para una batalla por el recuento de votos en Florida, mientras Trump envía abogados
9 de noviembre de 2018 REUTERS / KEVIN KOLCZYNSKI

TAMPA (ESTADOS UNIDOS), 9 Nov. (Reuters/EP) -

Las disputadas elecciones a gobernador y al Senado en el estado de Florida parecen dirigirse hacia un recuento, ya que los márgenes de victoria de los republicanos se han estrechado, lo que ha llevado al presidente, Donald Trump, a anunciar que enviará abogados, en una escena que recuerda a los comicios presidenciales del año 2000.

Mientras se reduce su ventaja en la carrera por el Senado en Florida, el gobernador republicano, Rick Scott, presentó demandas en la noche del jueves contra los supervisores electorales demócratas de dos condados, acusándoles de un mal manejo del recuento de votos y de incumplimiento de la ley electoral.

La campaña del senador demócrata, Bill Nelson, también presentó un recurso en un tribunal federal para lograr una orden temporal de restricción que impida al secretario de Estado de Florida, el republicano Ken Detzner, nombrado por Scott, rechazar sufragios por potenciales disparidades entre la firma registrada y la del voto.

Trump ha acusado de corrupción a funcionarios electorales de los dos condados de Florida sin aportar pruebas y ha puesto en duda todo el proceso. Asimismo, ha anunciado el envío de abogados al condado de Broward, de gran peso demócrata.

"De repente están sacando votos de la nada", ha dicho Trump en declaraciones a los reporteros en la Casa Blanca, al tiempo que ha agregado que cree que Scott ganó las elecciones "por un cómodo margen".

La demanda de Nelson, presentada el jueves, también busca ampliar el plazo del sábado para que las juntas de recuento del condado remitan su resultados oficiosos. "Según avance el proceso de recuento va a seguir estrechándose", ha señalado Marc Elias, abogado de Nelson.

Las dos contiendas de Florida son, junto a la de gobernador en Georgia y la del Senado en Arizona, las de más alto perfil que deben decidirse aún de las 'midterm' celebradas el martes.

Las acusaciones y demandas en Florida han traído de vuelta los recuerdos del recuento de las elecciones presidenciales de 2000, cuando el ganador de la Casa Blanca estuvo sin definirse durante semanas, hasta que el Tribunal Supremo detuvo el proceso y el republicano George W. Bush venció al demócrata Al Gore.

Contador

Últimas noticias