19 de febrero de 2020
28 de septiembre de 2018

Detenidos dos parlamentarios de la coalición gubernamental de Kosovo por amenazar a fiscales

PRISTINA, 28 Sep. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Kosovo han detenido este viernes a dos parlamentarios de la coalición gubernamental por amenazar a fiscales en dos casos diferentes, entre ellos uno relacionado con un sistema de fraude de pensiones de veteranos de guerra.

Un tribunal de Pristina ha ordenado la detención durante un mes de Shkumbin Demaliaj, a la espera de imputación oficial, tras amenazar públicamente a un fiscal que le acusó de fraude en el caso del sistema de pensiones.

El parlamentario, que rechazó los cargos, dijo que "iría personalmente detrás del fiscal" en caso de que el Estado no hiciera nada.

Poco antes de presentar la imputación, el fiscal, Elez Blakaj, huyó a Estados Unidos asegurando que había recibido amenazas de muerte y que debía abandonar su puesto.

Asimismo, Milaim Zeka ha sido detenido durante otro mes por amenazar a otro fiscal en otro caso.

La Fiscalía de Kosovo imputó el 14 de septiembre a un total de doce personas, entre ellas el ministro para las Fuerzas de Seguridad, Rustem Berisha, por el presunto sistema de fraude de pensiones de veteranos de guerra.

El fiscal general, Aleksander Lumezi, ha señalado que entre los imputados está también el viceministro para las Fuerzas de Seguridad, Agim Ceku, quien fuera primer ministro entre 2006 y 2008. Asimismo, encabeza la comisión que evalúa las solicitudes de pensiones de veteranos de guerra.

Todos ellos fueron acusados de registrar de forma fraudulenta a miles de personas como veteranos de guerra para reclamar millones de euros en beneficios estatales.

Alrededor de 40.000 personas en Kosovo reciben pensiones del Estado destinadas a veteranos de guerra, si bien la Fiscalía sostiene que la mitad de ellos nunca combatieron en la guerra de 1998-1999 para lograr la independencia de Serbia.

Ceku y la mayoría de la élite política kosovar fue parte del Ejército de Liberación de Kosovo durante la guerra y siguen contando con un alto respaldo popular, lo que podría dificultar los procesos.