21 de octubre de 2019
16 de septiembre de 2019

Detenidos en Italia tres migrantes por torturar a otros en un centro de detención en Libia

Es la primera vez que se procesa por este delito en el país europeo

Detenidos en Italia tres migrantes por torturar a otros en un centro de detención en Libia
Migrantes a bordo de un barco de la Guardia de Finanzas italianaFRIEDRICH BUNGERT/SEAWATCH/DPA

ROMA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades italianas han detenido este lunes a tres migrantes que se encontraban en un centro de acogida en la isla de Sicilia, acusados presuntamente entre otras cosas de torturar a cientos de personas recluidas en un centro de detención en Libia y que querían llegar a Europa.

Los arrestos han sido practicados por orden de la dirección antimafia de Palermo y la Fiscalía de Agrigento y los tres sospechosos deberán responder por los delitos de secuestro de personas, trata de seres humanos y tortura, siendo esta la primera vez que se aplica este delito en Italia.

Su arresto ha sido posible gracias a los testimonios de otros migrantes llegados a Italia. Los detenidos han sido identificados como Mohamed Condè, un joven de 27 años de Guinea conocido como 'Suarez', y los egipcios Hameda Ahmed, de 26 años, y Mahmud Ashuia, de 24, según informa AdnKronos.

En el auto de detención, la Fiscalía explica que los migrantes eran "sometidos a vejaciones sistemáticas y atrocidades con el fin de obtener de ellos el pago de sumas de dinero" en calidad de fianza para su liberación o como peaje para poder viajar hacia Italia. Si no se producía el pago, precisan los magistrados, se les entregaba a otros traficantes de personas "para su disfrute sexual y/o laboral o en ocasiones se les mataba".

Mientras permanecían en el centro de detención, los migrantes recibían golpes continuos con palos, con las culatas de fusiles, con tuberías o a descargas eléctricas. Asimismo, recibían amenazas, se les dejaba sin bienes de primera necesidad como agua potable y atención médica "por las enfermedades contraídas allí o las graves lesiones sufridas bajo cautiverio".

LOS MIGRANTES RECIBÍAN UN TRATO INHUMANO Y DEGRADANTE

Los magistrados han denunciado "el trato inhumano y degradante para la dignidad de la persona" sufrido por los migrantes. En algunos casos "la continuada y atroz violencia física o sexual, hasta llegar a la comisión de verdaderos actos de tortura, en ocasiones culminados en homicidios" buscaba el pago por parte de los familiares de dinero a cambio de su liberación.

La organización contaba incluso con un "teléfono de servicio" con el que los prisioneros podían contactar con sus familiares, siempre en presencia de algún guardia, para pedir el "pago del rescate" y poner fin así a las torturas, "documentadas a menudo mediante el envío de fotografías".

Según ha contado una de las víctimas, el líder de la trama, un libio al que se refieren como Usama, "era el más despiadado". "Era quien decidía todo. Golpeaba, torturaba a cualquiera, utilizando incluso una fusta", ha explicado, asegurando que fue responsable al menos de la muerte de dos cameruneses a quienes torturó y no recibieron tratamiento para las heridas sufridas.

"Las condiciones de vida dentro de esta cárcel eran duras", ha contado otra de las víctimas a los magistrados. "Solo nos daban de comer una vez al día y no bastaba para saciar nuestro hambre, mientras que el agua era racionada y no era potable", ha precisado.

Además, ha añadido esta víctima cuyo testimonio está recogido en el auto, "todos los días nuestros carceleros nos pegaban brutalmente, por turnos" y sin un pretexto concreto.

Para leer más